Muere Javier Carvajal, arquitecto de la Torre de Valencia en O`Donnell 4

2
839

C. Linares.- El arquitecto Javier Carvajal, autor de proyectos como la Torre de Valencia, que se levanta desde 1973 junto a la esquina noreste del Parque del Retiro, o el Pabellón de España en la Exposición Internacional de Nueva York de 1964, que le valió el Primer Premio otorgado por el Instituto de Arquitectura Americano, ha fallecido este viernes 14 de junio en Madrid a la edad de 87 años.

Considerado como uno de los autores más destacados en la España del siglo XX, la capilla ardiente del arquitecto nacido en Barcelona en 1926 se ha instalado en el Tanatorio de Pozuelo de Alarcón.

La Torre de Valencia, tan alabada como criticada

La torre de viviendas de 28 plantas y 94 metros de altura que fue levantada entre la Avenida de Menéndez Pelayo y la calle O’Donnell entre 1970 y 1973, siendo alcalde de Madrid Carlos Arias Navarro, fue un símbolo de modernidad de la capital y también objeto de crítica de quienes opinaban que el decimoquinto edificio más alto de España no iba en sintonía con el urbanismo de esta zona del distrito de Retiro, sobre todo, por verse en exceso desde la perspectiva de la Plaza de Cibeles y la Puerta de Alcalá.

Una vida dedicada a la arquitectura

Javier Carvajal comenzó en Barcelona una carrera que finalizó en Madrid con Premio Extraordinario en 1953, cuando fue vicecomisario primero y comisario adjunto de Arquitectura en la II Bienal de Arte de Sao Paulo (Brasil).

Entre 1972 y 1974 desempeñó la dirección de la Escuela de Arquitectura de Barcelona, a petición del entonces ministro de Educación Villar Palasí, y ese último año asumió la Cátedra de Proyectos en la Escuela de Arquitectura de Navarra.

Catedrático de la Escuela Superior de Arquitectura de Madrid y ex director de la de Barcelona, Carvajal Ferrer fue nombrado en 1968 decano del Colegio de Arquitectos de Madrid, cargo para el que salió reelegido en 1973. Ejerció además diversos cargos públicos, como la secretaría de la Comisión de Enseñanza del Consejo Superior de Arquitectos (1966), la Comisaría-Delegada del Ministerio de Educación y Ciencia para la Reforma de las Enseñanzas de Arquitectura en España (1968) y la Dirección General de Promoción del Turismo (1973).

A lo largo de su carrera recibió numerosos premios, como la Medalla de Bellas Artes (1960), la Cruz de Caballero de la Orden de Isabel la Católica (1964), el Premio a la Mejor Arquitectura Internacional de la Feria Mundial de Nueva York (1964), el Premio Fritz Schumacher de la Universidad de Hannover a la Mejor Arquitectura Europea (1968), la Gran Cruz de la Orden de Alfonso X el Sabio (1973) o el Premio del Colegio de Arquitectos a la Mejor Arquitectura de Madrid (1980). En el año 2002 fue galardonado con el X Premio Antonio Camuñas de Arquitectura en reconocimiento al conjunto de su obra arquitectónica y su trayectoria docente y profesional. Entonces se consideró, y así se puso de manifiesto, que su obra en conjunto era una referencia para entender la arquitectura española de la segunda mitad del siglo XX.

— · —



Compartir

2 Comentarios

  1. Ejemplo de la arquitectura seudoracionalista y cateta de la España del desarrollismo, su nombre quedará siempre ligado -junto al del siniestro Arias Navarro- a la mole grisácea de la Torre de Valencia, monstruoso pegote que se erige tras la Puerta de Alcalá y El Retiro, destrozando una de las perspectivas más bellas de Madrid. Ni el mismo Atila, encarnado en maestro de obras, hubiese sido capaz de perpetrar tal ignominia. Que los dioses lo perdonen.

  2. No me gusta nada esa torre. Siempre que iba a mi casa desde el centro me parecía horrorosa. Sólo servía para ver desde lejos la ubicación de Odonnell

Deja un comentario