La infanta Elena y Froilán, en las gradas del Barclaycard Center

0
405

[BetterWeather-inline location=”40.4180,-3.6688″ inline_size=”large” icons_type=”animated” font_color=”#595959″ unit=”C” show_unit=”on” visitor_location=”off”][easy-social-share buttons=”facebook,twitter,google,linkedin,pinterest,pocket,print,mail,whatsapp,meneame” counters=”1″ counter_pos=”top” total_counter_pos=”none” hide_names=”no” fixedwidth=”yes” sidebar_pos=”left” print_text=”Imprimir” meneame_text=”Menéame”]

S. R.- Desde que el nuevo Rey, Felipe VI, fue coronado el pasado 19 de junio de 2014, su hermana, la infanta Elena, fue apartada de la Familia Real y de la agenda protocolaria oficial, al igual que la infanta Cristina. Pero, que las infantas no tengan actos en la agenda real no lleva aparejado que no puedan asistir a los actos oficiales en los que sí participa el monarca. Así, en segundo plano y como una aficionada más, la hija mayor de Don Juan Carlos y Doña Sofía acudió el sábado 6 de septiembre al partido que enfrentó a la Selección Española de Baloncesto y a sus homólogos senegaleses en el Palacio de Deportes.

Lo hizo acompañada de su hijo Froilán y de su primo Beltrán Gómez Acebo – hijo de la infanta Pilar, hermana de Don Juan Carlas- y en ningún momento se acercó al Rey, que se encontraba trabajando en su faceta de representante y no disfrutando como unos hinchas más, como era el caso de estos tres reales aficionados.

Mientras Elena, Froilán y Beltrán celebraban las canastas en familia, Felipe lo hacía junto al ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, y el presidente de la Federación Española de Baloncesto, José Luis Sáez.

[BetterWeather location=”40.4180,-3.6688″ location_name=”Madrid” show_location=”on” show_date=”on” style=”modern” next_days=”on” bg_type=”natural” bg_color=”#4f4f4f” icons_type=”animated” font_color=”#ffffff” unit=”C” show_unit=”on” visitor_location=”off”]
Compartir

Deja un comentario