Cinco horas de registro en el despacho de González en Alcalá 89

0
198

S. R.- Hasta su registro la noche del miércoles 19 de abril de 2017, la mayoría de los vecinos desconocía que allí tenía el expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, su despacho de letrado.

Lo abrió a principios de 2016. Un pequeño despacho que ocupaba en solitario en la calle Alcalá 89, con vistas al Parque del Retiro. En el famoso portal donde se venden las que dicen que son las tartas más ricas de todo Madrid.

Era su única salida profesional, después de que el presidente de su partido, Mariano Rajoy, no apoyara la continuación de su carrera política en Madrid y tras el acuerdo de Cifuentes con Ciudadanos, que le apartaría del Consejo Consultivo, el llamado cementerio de elefantes al que iban a parar todos los expresidentes regionales.

Con el número de colegiado 87.759 regresaba como abogado al Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (ICAM), donde figuran en “situación ejerciente” y continuaba su carrera alejada del foco mediático al que regresa de cuando en cuando, por la venta de casi 3.000 pisos protegidos a fondos buitre durante su mandato, por el caso su famoso ático de Estepona, que un imputado en la Gürtel asegura que fue un pago de una comisión, y ahora por una presunta trama de corrupción en el Canal de Isabel II

 

Compartir

Deja un comentario