Ministro Carromero

4
635

G. Bravo.- ¿Han oído alguna vez algún caso en el que una persona es indemnizada de manera millonaria por encontrar algo inusual, desagradable o insalubre en la comida? Pues bien, después de los muchos capítulos que hemos podido leer de la novela de aventuras que desde este verano protagoniza el consejero técnico del Ayuntamiento de Madrid, Ángel Carromero, amén de otras tantas sobre fotocopias de Luis Bárcenas, ERES andaluces, depósitos en Suiza, duques empalmados y amigas íntimas de reyes, los españoles empezamos a entender mejor cómo funciona nuestro sistema democrático.

No es ningún secreto que dentro de la isla de Cuba existe una disidencia por todos conocida y por algunos admirada (Carromero es uno de sus admiradores confesos) y que dicha disidencia ha encontrado grandes entendimientos en el seno del Partido Popular español.

Muchos de estos lazos son desconocidos y secretos, aunque puedan deducirse, y otros tantos son públicos y se hacen a la vista de todos.

El más sonado y grotesco que aquí en Madrid se recuerda (y digo grotesco por el escaso disimulo con el que tuvo lugar) fue la presentación del libro de una de las más célebres y premiadas disidentes del régimen cubano, la periodista Yoani Sánchez, que valientemente intenta arrojar desde su blog algo de luz sobre la dictadura que sufre el pueblo cubano.

Con todo, siendo muy loable y admirable su labor -y que en ningún momento se pone aquí en duda- Yoani presentó en Madrid (en la sede de la Asociación de la Prensa) un libro/manual sobre cómo crear con éxito un blog con el sistema WordPress: Un blog para hablar al mundo (Anaya). Un sistema de publicación web similar a Blogger con más de diez años de historia y con el que precisamente está construido este periódico.

Hasta aquí todo bien. Sin embargo, a la presentación de dicho libro, cuya autora tuvo que asistir por videoconferencia al estarle prohibida la salida de su país, fue prologado por Esperanza Aguirre, por aquel entonces todavía presidenta de la Comunidad de Madrid. Un prólogo en el que, lejos de hablar del sistema WordPress, aprovechó para arremeter contra el régimen cubano y ensalzar la libertad de expresión (sí, esa misma que ella ha desterrado de la televisión pública madrileña).

Así, los puentes y las relaciones entre los disidentes del régimen cubano y el Partido Popular son públicos y notables. Si no, ¿de qué iba a entrevistarse Ángel Carromero, un ‘cachorro’ tan verde en política como fitipaldi al volante, con el líder de la disidencia cubana en La Habana?

twitter yoani

En la entrevista que Carromero ha concedido en exclusiva a The Washinton Post, el consejero técnico del Ayuntamiento asegura, tras ser preguntado por el tema, que nadie le envió a Cuba y que él sólo estaba allí de vacaciones. Claro, qué va a decir.

Sobre decir que el Partido Popular puede entablar todas las relaciones secretas que quiera con la disidencia de cualquier dictadura comunista. Ahora bien, que alguien explique a los madrileños qué hacía en Cuba un consejero técnico del Ayuntamiento de Madrid, puesto a dedo desde las Nuevas Generaciones, “de vacaciones” con el líder de la disidencia cubana siendo perseguido, según su versión, hasta provocar un accidente en el que resultaron muertas dos personas. ¿Seguro que nadie le había enviado allí?

No lo parece, cuando el Gobierno ha movido todos los hilos necesarios para traer a Carromero sano y salvo y, además, se ha encargado de que el muchacho no hable con nadie ni diga nada que pueda ser utilizado en su contra. ¿Por qué? Por la misma razón por la que Bárcenas mantiene en jaque al Gobierno: porque si Carromero habla, muchos caerían con él.

Y es que, ¿quién fue la primera dirigente en visitarlo en la cárcel? Esperanza Aguirre. Que se curó y mucho en dejarle a claro su ‘recadero’ cuál era el camino a seguir ahora que estaba en Madrid. Ahora que ya estaba en ‘casa’.

Por ello, Carromero tiene la vida resuelta. Es cierto que ha debido padecer horrores que nadie le desearía ni a su peor enemigo, pero, con el tiempo, lo que él sabe, para su partido supondrá un plus de eso que hoy llaman “confianza”. Tanta, que no nos extrañará ver ascender al chaval, con el tiempo, de consejero técnico a concejal, de concejal a lo que surja y de lo que surja a ministro de lo que haga falta.

No se rían. Ya ha sucedido antes. Está sucediendo ahora.

Compartir

4 Comentarios

  1. Ha habido otros guiños a la disidencia cubana. Recordemos que a CEAR, (Comité Español de Ayuda al Refugiado) se le obligó a dar asilo a disidentes cubanos, que habían podido escapar del régimen.
    Luego se oía por la prensa sus quejas de que no tenían trabajo, vivienda digna..
    Pobrecitos disidentes.

  2. Es evidente que a este cachorro del pp no se le nombra consejero técnico y se le paga para explicarnos la forma de limpiar la mierda de las calles, se le paga para hacer esta mierda de trabajos que, al igual que la Gurtel, Bárcenas, Fabras, Camps, etc., etc., etc., no hay quién la límpie. ¡Vamos, que se ha ido de vacaciones a Cuba, el niño!. Un tipo de derechas como él de vacaciones en un pais comunista. ¡Que confiese inmediatamente sus pecados, si no quiere ir al infierno de cabeza!.

  3. Ana, puede que no vivas en España.Yo sí, y por tanto sí me debe dinero.
    Porque pago todos los impuestos directos e indirectos.
    Porque el chaval vive de un sueldo que pagamos todos.
    Y porque al chaval no le han traído gratis de Cuba, sino que el gobierno de España ha pagado un dinero(que no es menor), que tb. ha salido de nuestros impuestos.

Deja un comentario