La muestra de Dalí del Reina Sofía podrá verse de noche en agosto

0
313

F. Mollá.- A partir de este miércoles de agosto, la exposición de Dalí del Museo Reina Sofía abrirá hasta las 23.00 horas los lunes, miércoles, jueves, viernes y sábados (a partir de las 19.00 horas en horario gratuito), a excepción de los domingos, cuando se mantendrá el horario de cierre a las 19.00 horas (a partir de las 15.00 horas en horario gratuito). Y los días 30 y 31 el horario se ampliará hasta las 01.00 horas de la madrugada (desde las 19.00 h hasta el cierre en franja horaria gratuita). Todo, para que nadie se quede sin disfrutar de la exposición más visitada de la historia de Madrid.

'Visage du Grand Masturbateur' de Dalí
‘Visage du Grand Masturbateur’ de Dalí

Con más de 630.000 visitantes, la muestra inaugurada el pasado 27 de abril y todavía abierta al público (lo estará hasta el próximo 2 de septiembre) ya ha superado los 600.000 visitantes que tuvo ‘El Hermitage en el Prado‘, que estuvo abierta al público del 8 de noviembre de 2011 al 8 de abril de 2012.

30 obras nunca antes vistas en España

Podrán verse más de 200 obras del pintor, pensador, escritor y creador de una particular visión del mundo, Salvador Dalíuna treintena de ellas nunca antes vistas en España, procedentes de importantes instituciones, colecciones privadas y de los tres depositarios principales de la obra de Salvador Dalí: la Fundació Gala-Salvador Dalí (Figueres), el Salvador Dalí Museum de St. Petersburg (Florida) y el Museo Reina Sofía de Madrid: pinturas, dibujos, material documental, fotografías, manuscritos del propio Dalí, revistas y películas y filmaciones que ayudarán al público a entender el complejo universo del artista.

A través de una selección de más de doscientas obras (pinturas, esculturas, dibujos…) que se presentan organizadas en once secciones y siguiendo un cierto orden cronológico, esta exposición propone repensar el lugar que ocupa Salvador Dalí en la historia del arte del siglo XX, planteando que la importancia de su figura y de su legado va más allá de su papel de artífice del movimiento surrealista. La muestra -cuyo subtítulo está extraído de su artículo ‘San Sebastián’ (1927), que representó su primer manifiesto artístico- da cuenta de cómo este artista controvertido y singular, prolífico e imaginativo, fue capaz de generar un arte perturbador que apela directamente a los espectadores. Un arte que, haciéndose eco de los descubrimientos científicos de su época, explora y expande los límites de la conciencia y de la experiencia sensorial y cognitiva.

Todas las sugestiones poéticas y todas las posibilidades plásticas nos presenta a Dalí como un artista omnívoro y visionario que se utilizó a sí mismo como objeto de estudio y cuyas acciones en la esfera pública, ya fueran calculadas o improvisadas, le sitúan como una figura de referencia en el ámbito de la representación contemporánea. El núcleo de la exposición lo constituye su periodo surrealista y en él se presta especial atención a su método paranoico-crítico, que el artista catalán concibió como un mecanismo de transformación y subversión de la realidad, posibilitando que la interpretación final de una obra dependiera totalmente de la voluntad del espectador. Fue en sus trabajos en torno al cuadro El Ángelus (1857-59) de Jean-François Millet -que llegó a describir como la “obra pictórica más rica en pensamientos inconscientes que jamás ha existido”- donde este método alcanza su máxima expresión.

'Le spectre du sexappeal ou les frustrations sexuelles' de Dalí
‘Le spectre du sexappeal ou les frustrations sexuelles’ de Dalí

La muestra, que comienza con una selección de las obras que Dalí realizó en los inicios de su carrera y durante su estancia en la Residencia de Estudiantes de Madrid (incluyendo algunos de sus primeros autorretratos o los dibujos de su serie Putrefactos), también se detiene en su etapa mística y nuclear (en la que prevalece la temática religiosa y científica), así como en sus trabajos de carácter escenográfico (sus colaboraciones con cineastas como Buñuel, Hitchcock o Walt Disney, sus diseños de decorados para ballets y obras de teatro…).

A su vez, examina críticamente su faceta de agitador de masas y showman mediático, le dedica un apartado específico a su libro autobiográfico La vida secreta de Salvador Dalí (eficaz simbiosis entre el Dalí dibujante y el Dalí literato) o muestra cómo a partir de los años sesenta y hasta el final de su carrera, su fascinación por la ciencia y la tecnología le llevó a explorar nuevos lenguajes como la estereoscopia o la holografía.

— · —



Compartir

Deja un comentario