Persianas y esculturas ‘oxidadas’ cobran vida en la Casa de Vacas

0
698

C. Linares- La calle, como un lienzo. Así es como la artista Coro López-Izquierdo ve la ciudad. En su estudio, Coro recrea la realidad de la calle, con un toque de arte: esquinas, fachadas o persianas de negocios que otros decoran a golpe de spray y a las que ella da otro sentido: el de la perpetuidad porque, a diferencia de estas celosías a pie de acera, las que ella refleja jamás serán repintadas.

Su exposición podrá verse hasta el Día de San Juan en la sala Casa de Vacas del Retiro de Madrid.  Como la pintora reconoce a ZonaRetiro, “ésta ha sido una oportunidad y un reto, sobre todo por cómo conseguir llenar el espacio”. Un espacio que vive gracias a unas obras que, en palabras de la autora, “reflejan el Madrid más cotidiano; el Madrid del cambio continuo”, que ella lleva tres años intentando captar y que no hay duda de que lo ha conseguido.

Junto a los lienzos de su obra ‘El Paseo’, que recoge calles del centro de la capital como la Corredera Baja de San Pablo, la Calle del Tesoro o Santa Bárbara y San Vicente Ferrer, expone otro artista de idéntico nivel, en este caso en el campo de la escultura: Mariano Vilallonga.

Entre las obras expuestas se encuentran tallas en madera de pino, que representan torres, personajes en bronce y hierro que representan momentos personales u oficios, como el de tubero o bibliotecario, originales aves  pasilargas o extrañas formas realizadas sobre chopo.

Dos exposiciones en una, que no dejarán indiferente al visitante durante este mes de junio. Como recuerda López-Izquierdo en conversación con este medio, “si miras Madrid de otra forma, encuentras cosas muy interesantes”. Tan interesantes como las aquí se exponen y que vivirán en el Retiro hasta el próximo 24 de junio.

Exposición extra

Y, como colofón y sorpresa para quien a ver ambas exposiciones se acerque: una tercera; la firmada por María José Royuela, que muestra con “paciencia” el ser de la Naturaleza: piedras, hierbas y raíces que trasladan al espectador al mismo bosque en el que la artista se inspiró. Una sala, tres exposiciones.

Fotos: G. Bravo (Zonaretiro.com)

Compartir

Deja un comentario