El ‘Arte transparente’ llega este miércoles al Museo del Prado

0
257

C. Linares.- El Museo del Prado acoge desde este miércoles 14 de octubre de 2015 la exposición ‘Arte transparente. La talla de cristal en el Renacimiento milanés‘, una muestra que propone el acercamiento a una expresión artística poco explorada hasta ahora como es la talla del cristal de roca o cuarzo hialino.

De las 20 obras talladas en cristal que componen la muestra, 14 de ellas pertenecen al conjunto del denominado ‘Tesoro del Delfín’, que se conserva en el Museo del Prado, y seis proceden de las colecciones florentinas de los Médicis y de la parisina de Luis XIV, abuelo de Felipe V.

Todas ellas constituyen un excepcional conjunto que se exhibe de manera que el visitante pueda apreciar, visualmente, todos y cada uno de sus valores artísticos, en una experiencia única e irrepetible, que se enriquece con la colaboración tecnológica de Samsung, a través de tabletas que permitirán disfrutar de la visión de algunas obras en 360º y ofrecerán ampliaciones al máximo detalle.

Se trata de una exposición de pequeño formato que, además de ser inusual por su temática, constituye una oportunidad única para contemplar un concepto de arte con el que el gran público no está familiarizado: la talla del cuarzo hialino o cristal de roca, en la que destacó la ciudad de Milán en la segunda mitad del siglo XVI, produciendo obras extraordinarias, fruto de la inspiración artística, la erudición y el conocimiento técnico, capaces de emular las realizadas en la Antigüedad.

publicidad

Obras que por su valor artístico y material, se destinaron a colecciones que solo soberanos y miembros de la alta nobleza europea se podían permitir.

Con la intención de dotar a este arte del reconocimiento que merece y mostrar al público sus aspectos más significativos se reúne, en la sala D del edificio Jerónimos, un conjunto de veinte piezas, todas ellas obras maestras de gran calidad y especial relevancia, que representan adecuadamente los dos talleres más importantes de la segunda mitad del siglo XVI, los de las familias Miseroni (que incluye obras del taller que abrieron también en Praga para surtir al emperador Rodolfo II) y los Sarachi, y dos de los principales artistas individuales: Francesco Tortorino y Annibale Fontana.

Se incluyen obras de otras posibles atribuciones y tres pinturas, destacando La familia Miseroni en su taller de Karel Škréta, un grabado y dos medallas que complementan la muestra.

Compartir

Deja un comentario