Los gigantes y cabezudos de San isidro debutan en la Rosaleda

0
115

L. Torres.- La mañana de este sábado 13 de mayo en las fiestas de San Isidro ha transcurrido en un ambiente familiar entre gigantes y cabezudos que están de aniversario, lo mejor del folclore madrileño, sonidos evocadores para inaugurar nuevos escenarios y música clásica en clave pedagógica.

Aunque sus orígenes son ancestrales, los gigantes y cabezudos de Madrid, con los personajes tal y como los conocemos hoy, debutaron un 13 de mayo de 1967 como amenizadores de las fiestas de San Isidro, entrando en la Plaza Mayor a las 11 horas de aquel día, también sábado como hoy.

50 años después, estas figuras tan queridas por los madrileños han regresado a la plaza para realizar una “foto de familia” junto a miembros de la Comparsa de Gigantes y Cabezudos de la ciudad de Madrid. Tras ello, cinco asociaciones de danzas madrileñas han tomado el escenario para mostrar lo mejor de nuestro folclore a ritmo de fandangos, rondones, jotas, seguidillas y boleros.

Percusión onírica para estrenar la Rosaleda del Parque del Oeste

San Isidro 2017 se caracteriza, entre otras cosas, por la ampliación de los eventos a nuevos escenarios. Uno de ellos es ubicado en la hermosa Rosaleda del Parque del Oeste, inaugurado hoy a las 12:30 horas por Ubuntu Street Music.

Estos músicos de Paraguay, Hungría, Bolivia y España persiguen explorar todas las posibilidades del handpan, un curioso instrumento de percusión con el que consiguen crear viajes musicales oníricos al combinarlo con otros elementos como percusión reciclada, beatbox, guitarra o saxofón. Ubuntu Street Music ha logrado atraer a un nutrido público que incluía muchas familias e incluso bailarines acrobáticos espontáneos.

Historia del cuarteto de cuerda en la Plaza de Oriente

Pekeblau es un grupo de profesionales de larga trayectoria en la música, el teatro y la enseñanza. Esta mañana a las 11:30 horas han reunido al público familiar en la Plaza de Oriente en torno a su espectáculo “Historia del Cuarteto de Cuerda”.

Se trata de un concierto pedagógico que ha narrado, en clave de cuento apto para todas las edades, los orígenes del cuarteto de cuerda, la formación de música de cámara por excelencia, incorporando divertidas anécdotas sobre sus instrumentos.

Compartir

Deja un comentario