El Museo Reina Sofía acogerá un ciclo de cine mexicano en julio y agosto

0
371

L. Torres.- El Museo Reina Sofía acogerá del 17 de julio al 30 de agosto el ciclo de cine ‘México inminente. Imaginarios de la insurgencia en el cine contemporáneo’, en el que se podrán ver algunas de las obras más recientes de una cinematografía que en los últimos años ha despuntado por su intensidad y por los premios conseguidos en los mejores festivales (Carlos Reygadas, premio mejor director en el Festival de Cannes 2012; Amat Escalante, premio mejor director en el festival de Cannes 2013). La cita será diaria, a las 19.00 horas, y con entrada gratuita.

Dieciséis creadores, entre los que se encuentran Carlos Reygadas, Michel Lipkes, Michel Franco, Nicolás Pereda o Gabriel Mariño, mostrarán sus visiones pesimistas y casi apocalípticas de la realidad, alternadas con otras más esperanzadoras y constructivas.

En México, el 2012 fue un año cargado de símbolos y significados, de una gran complejidad en el imaginario colectivo. Por múltiples razones (las elecciones presidenciales, el supuesto fin del mundo según el calendario maya, el riesgo permanente de terremotos o desastres ambientales, la constante crisis económica y sobre todo, la violencia generada por la guerra del gobierno contra el narcotráfico y el crimen organizado) en los últimos años se ha generado un clima constante de inquietud y pesimismo.

publicidad

México inminente es una revisión del cine hecho en México durante todo este periodo. Se trata de una muestra que refleja cómo una generación de cineastas de diferentes edades afronta el complejo presente y el futuro incierto. Los doce filmes que forman este programa realizan un recorrido crítico sobre el momento histórico del país, pero a la vez exploran la diversidad de temas, formas y estilos que ha proyectado el cine mexicano de los últimos años a nivel internacional. La muestra comprende películas que se sitúan en todo el rango de modalidades fílmicas, desde las estrategias puramente documentales, los recursos de la ficción o el espíritu irreverente del cine experimental. Se trata primordialmente de trabajos independientes, con voz propia y mirada de autor, representantes de un cine de vanguardia que difícilmente encuentra una exhibición y una distribución adecuada, no sólo en países europeos, sino incluso en México, lo cual resulta todavía más sorprendente.

Este nuevo cine recoge sus fuentes de distintos géneros (la road-movie, la comedia, el horror, el thriller psicológico) para rehabilitar un realismo que describe el panorama afectivo y social del México contemporáneo. Destacan las narrativas surreales y minimalistas, y los paisajes caóticos y desolados que muestran la violencia que cubre lo cotidiano. Ante la incertidumbre del futuro, varios cineastas se vuelcan hacia las vidas interiores, vivencias subjetivas y dinámicas familiares. Su trabajo invita a emprender viajes a través de territorios fragmentados, a convivir con familias aparentemente disfuncionales, a habitar mundos paralelos que evidencian la extraña geografía trazada por la informalidad, el crimen organizado y los circuitos de migración.

El desapego de un cine contemplativo evoca el estado de alienación de un país donde se ha normalizado la alerta perpetua. Situaciones caóticas, absurdas u optimistas se entremezclan con el caos y el drama más desgarrador de la situación actual del país latinoamericano. En suma, la variedad de puntos de vista reunidos en esta retrospectiva ofrece al espectador distintas alternativas cinematográficas para apreciar la realidad mexicana en toda su complejidad.

Las obras de México inminente muestran conjeturas más que visiones exactas, ofrecen variaciones distorsionadas más que reflejos fieles de la realidad; e incluso algunas películas intencionadamente proyectan una mirada brumosa, fuera de foco o con una luz tenue que muestran sólo destellos, fragmentos o espejismos. Todas ellas observan la realidad mexicana bajo un aura de misterio, un ingrediente clave del cine y de la estética cultural de este país.

— · —



Compartir

Deja un comentario