Vinçon abandona Madrid: vende su espectacular nave de la Calle Castelló

2
1316

C. Linares.- “Lo hemos intentado… pero no lo hemos conseguido”. Con estas palabras resumía sus 14 años de aventura empresarial en Madrid Fernando Amat, el fundador de la cadena de menaje Vinçon. En un comunicado emitido este martes explicaba los pormenores del cierre de su tienda en Madrid, la espectacular nave de la calle Castelló 18, entre las calles Goya y Jorge Juan.

Este jueves 31 de marzo es el último día de la que abriera en junio de 1997 y, según fuentes cercanas a la misma, el motivo del cierre no es tanto que la tienda no funcionara, sino que ha habido una oferta irrechazable por el edificio que ocupa, y Amat la ha aceptado.

Sin embargo, la versión oficial es que los 50 metros que separan el local de la calle Goya han sido demasiados. “Sabíamos que tardaría en arrancar, pero no tanto, y asumimos que ha sido un error nuestro”, explicaba Amat en su comunicado. “Quizá nos equivocamos de ciudad, teníamos que haber ido a Londres o a París”.

Con todo, la tienda cierra finalmente y de momento no hay planes de abrir otro local en Madrid, aunque las mismas fuentes han asegurado a Zonaretiro.com que más pronto que tarde “volverán” a la capital. Así las cosas, 14 personas que estaban empleadas en la calle Castelló pierden su puesto de trabajo, y algunas de ellas seguirán atendiendo hasta este jueves en la planta baja, que será la última es ser desalojada.

“Hoy tenemos un reducido número de clientes en la capital -explicaba Amat en el comunicado- que se han convertido en incondicionales de nuestra tienda. Quizás en Julio del año 1997 usted ya nos acompañó para descubrir nuestra tienda vacía antes de que la llenáramos de productos, ahora le invitamos a que la vuelva a ver vacía tomando una copa con nosotros el día 7 de abril sobre las 8 de la tarde”.

En la vieja fábrica de platería

Vinçon se instalaba hace 14 años en un edificio protegido en pleno barrio de Salamanca, sede de una fábrica de platería desde el 1920 y hasta 1995, emplazado en el interior de un patio de manzana.

Se cumplía así el sueño de presentar su oferta de productos en Madrid, como es el caso de Barcelona, en el marco de un edificio histórico, a fin de mostrar una visión del diseño actual a través del legado arquitectónico. El edificio está declarado de interés por el Ayuntamiento de Madrid.

El edificio del barrio de Salamanca donde se ubica formó parte en su día de la fábrica que en 1895 levantó la familia Espuñes para instalar allí sus talleres de platería. A principios de siglo dicha fábrica empezó a producir su propia energía eléctrica que incluso llegó a distribuir por la zona, hasta que posteriormente este servicio pasó a manos de la Compañía Unión Eléctrica Madrileña.

La nave actual, la última que existe del conjunto original, se levantó en 1920 según el proyecto del arquitecto Gonzalo Aguado. Ahora el edificio sólo es visible desde las calles Castelló y Jorge Juan.

Fotos: Zonaretiro.com

 

Compartir

2 Comentarios

  1. “Quizá nos equivocamos de ciudad, teníamos que haber ido a Londres o a París” … hmmm! quizás una estrategia empresarial anglosajona al estilo “location, location, location” y 50 o 150 metros hubieran bastado. Ubicación monsieur. Cualquier ubicación copiada de cualquier franquicia mundial que se basa en arterias de transito peatonal?

Deja un comentario