El fundador de Granini en España se pasa a los zumos de Comercio Justo

2
667

C. Linares.- Bernard Kieser no nació en España. Es belga, pero confía tanto en el carácter solidario de los españoles que se ha lanzado de lleno en un mercado nuevo en nuestro país: el de los zumos de Comercio Justo. Un producto igual de sano, pero más caro, al estar hecho con frutas obtenidas gracias a un modelo de negocio que respeta los derechos de los trabajadores, un zumo que ya puede comprarse en El Corte Inglés y que el propio Kieser fue encargado de promocionar en el Paseo de Coches del Retiro el pasado 14 de mayo, con motivo del día del Comercio Justo.

Kieser dejó la empresa que él mismo fundó en España, Granini, en una clara apuesta por los zumos ‘solidarios’. Preguntado al respecto, contó a ZonaRetiro el porqué de este cambio y la necesidad de que la población conozca y consuma los productos para cuya elaboración, en países del Tercer Mundo, no se ha utilizado mano de obra infantil ni ha mediado explotación.

Pro comercio justo, Kieser decidió centrar su batalla en los zumos porque es un área comercial que conoce desde siempre, debido a su trabajo, y porque las materias primas con las que se elabora, muchas veces son recogidas por personas sin las garantías de trabajo que se exigen en Occidente.

publicidad

Pfanner aterriza en España

La empresa para la que ahora trabaja, Pfanner, especializada en zumos aunque también producé tés o helados, ha decidido desembarcar en España, coincidiendo con su décimo aniversario y ha sido él el encargado de su promoción.

“El consumidor exigente y solidario aprecia estos productos Premium (naranja, multivitaminas, mango y plátano) con el sello de Fair Trade (comercio justo) porque sabe que al comprarlos, aunque le suponga un desembolso mayor, contribuye a mejorar las condiciones laborales y de vida de quienes trabajan la fruta en países en vías de desarrollo”, insiste. “Los españoles sois muy solidarios”, dice, mientras mira cómo los madrileños que se han acercado a la fiesta del comercio justo lo consumen.

Para quienes no lo consumen debido a su mayor precio (1,99 euros el litro en El corte Inglés, Hipercor y Supercor), recomienda que se informen de lo que ayuda a los más desfavorecidos el consumo de este tipo de productos:

 

  • Los productores forman parte de cooperativas u organizaciones voluntarias y funcionan democráticamente.
  • Libre iniciativa y trabajo, en rechazo a los subsidios y ayudas asistenciales (de allí la frase del comercio justo: «Comercio, no ayuda»).
  • Rechazo a la explotación infantil.
  • Igualdad entre hombres y mujeres.
  • Se trabaja con dignidad respetando los derechos humanos.
  • El precio que se paga a los productores permite condiciones de vida dignas.
  • Los compradores generalmente pagan por adelantado para evitar que los productores busquen otras formas de financiarse.
  • Se valora la calidad y la producción sustentable.
  • Cuidar del medio ambiente
  • Se busca la manera de evitar intermediarios entre productores y consumidores.
  • Se informa a los consumidores acerca del origen del producto.
  • El proceso debe ser voluntario, tanto la relación entre productores, distribuidores y consumidores.

Fotos: G. Bravo (Zonaretiro.com)

Compartir

2 Comentarios

  1. Al margen de la calidad del producto (no son zumos sino néctares a base de concentrado y con azúcares añadidos) utilizan materias primas de Brasil y para colmo son alemanes!!! no gracias majos, prefiero zumos hechos con naranjas cultivadas por agricultores españoles.

  2. Aunque siempre que puedo compro productos de Comercio con Justicia, creo que el venderlo en el Corte Ingles es como un contra sentido, siempre que el objetivo sea el de promover un cambio social y no el de buscar un nuevo sector de mercado, en el que el consumidor esta dispuesto a pagar más, utilizando para ello el merchandising de la solidaridad…

Deja un comentario