El 40% de los colegios, expuestos a un exceso de contaminación

0
221

F. Mollá.- Al menos el 40% de los centros educativos de la ciudad de Madrid se ubican en lugares con una exposición a la contaminación atmosférica preocupante, mientras que un 9% presentan una exposición muy preocupante. Y al menos un 38% de los centros de educación infantil, primaria y secundaria tendrían exposiciones al ruido por encima del objetivo de calidad acústica establecido para zonas con uso docente, según un informe de Ecologistas en Acción, que reclama un Plan de Acción Urgente del Ayuntamiento de Madrid.

La población infantil y juvenil es especialmente vulnerable a la contaminación y atmosférica y acústica.

En Madrid la población por debajo de los 16 años es de unas 400.000 personas, la mayor parte de las cuáles pasan una gran parte de su vida en los centros educativos. Son un colectivo especialmente vulnerable tanto a la contaminación atmosférica como al ruido, debido a su constitución física y en desarrollo, a la mayor actividad física que suelen realizar y al hecho de que pasan más tiempo al aire libre.

Si a esta especial vulnerabilidad se une una mayor exposición de los centros docentes a la contaminación del aire y el ruido de Madrid, la combinación resulta muy preocupante. Por ello Ecologistas en Acción emprendió el estudio “Análisis de la contaminación atmosférica y acústica en los centros educativos de Madrid”. El estudio se centra en analizar el emplazamiento de los centros educativos -de educación infantil, primaria y secundaria- a vías de tráfico en función de la Intensidad Media Diaria (IMD) de vehículos que circulan por ellas.

publicidad

Del total de 1.470 centros analizados y con los datos de IMD de la ciudad de Madrid, se concluye que desde el punto de vista de la contaminación atmosférica, como mínimo el 40% de los centros educativos estarían en una situación preocupante, mientras que un 9% estarían en una situación muy preocupante. Todo ello, sin tener en cuenta las vías de acceso a Madrid ni la M40, y sin considerar el efecto del ozono troposférico, cuyos efectos se manifiesta en lugares lejanos de las vías de tráfico.

En lo que respecta a la contaminación acústica, si se asume el límite de velocidad del tráfico de 50km/h, como mínimo el 38% de los colegios estarían superando el objetivo de calidad acústica establecido para zonas con uso docente (60 decibelios), mucho menos restrictivo que el valor el que se empiezan a observar alteraciones en las capacidades cognitivas de los niños (50 decibelios). Las consecuencias de esta mayor exposición puede aumentar el riesgo de padecer enfermedades respiratorias, como bronquitis, rinitis alérgica y asma, causar déficit de atención y de memoria, alterar la capacidad de lectura, disminuir las capacidades cognitivas y afectar al rendimiento escolar.

Ecologistas en Acción reclama un Plan de Acción urgente por parte del Ayuntamiento de Madrid. Es necesario aplicar medidas urgentes de protección, encaminadas a reducir el tráfico rodado en las vías próximas a los centros. Además se recomiendan campañas de información al profesorado y alumnado sobre comportamientos de prevención (eligiendo por ejemplo las mejoras horas del día para realizar actividades deportivas). Medidas encaminadas a reducir la movilidad motorizada para el traslado de los menores (con planes de camino escolar o políticas que favorezcan el acceso a los centros educativos próximos a la vivienda) son también aconsejables.

A 11 días de los comicios municipales Ecologistas en Acción espera que la defensa de la salud de la ciudadanía madrileña, y en especial de los niños y jóvenes, no sea solo u eslogan de campaña electoral.

Compartir

Deja un comentario