Disparos anónimos: Julio Contreras

0
1859

J. Contreras.- “Lo primero , decir que la fotografía ha formado parte de mi vida, incluso antes de haber nacido, llegando a mí “por los genes”. Así me cuenta mi padre que el suyo, al que no conocí, hacía “fotos al minuto” en el Madrid de posguerra para llenar las bocas que había en casa… Y no hay viaje o momento de mi vida compartida en familia en que no hubiera una cámara en las manos de mi padre. Por eso, y porque soy muy curioso, empecé hace más de 25 años de forma totalmente autodidacta, con 35mm y revelando en casa con mi hermano Jorge. La magia del blanco y negro me ató para siempre a la foto, y ahora que con los tutoriales de internet y las revistas digitales puedes mejorar mucho gracias a los consejos de los profesionales, pues sigo haciendo fotos.

Siempre he querido transmitir sin la palabra. No soy persona que se le dé bien escribir bonito (¡aunque no pare de hablar!). La fotografía me permite poder enseñar lo que “tengo por dentro”, y constituye hoy una necesidad vital, que aparco más de la cuenta por mi vida laboral, familiar… Pero yo necesito mirar por el ocular de la cámara y sentir el ruido del obturador… Quizás he conseguido ocultarme estos años tras la cámara, y por eso me da mucha alegría poder enseñar alguna de mis fotos.

Y qué mejor oportunidad que las de un paseo con nuevos amigos por El Retiro de Madrid. Y es que lo tiene todo para un fotógrafo curioso como yo: desde el paisaje a la fauna y flora, desde la street photo hasta el macro y momentos abstractos… Está lleno de paisajes de esos que los que nos gusta la fotografía vemos al cerrar los ojos, y por eso, acercarte al centro de Madrid, a este lugar tan increíble a hacer fotos, y poder llevarte algunos de esos momentos a casa, “cazarlos para siempre”, como me dice mi hijo. Es un lujo cercano y siempre maravilloso, muy recomendable sin duda.

[AFG_gallery id=’194′]

Julio Contreras Rodríguez
http://www.flickr.com/photos/juliovet/sets

Compartir

No hay comentarios

Deja un comentario