España quiere afianzarse en lo más alto del Mundial de Balonmano 2019

0
51

El balonmano en España es un deporte que está tomando cada vez más importancia, aunque todavía no pueda competir con dos disciplinas históricas como el baloncesto y el fútbol. No obstante, son cada vez más los aficionados a este deporte que cada año aumenta sus seguidores y sobre todos los que animan a los mejores equipos de la península ibérica. En España se juega uno de los mejores campeonatos de Europa, y por ende del mundo, y la selección española es una de las más importantes del planeta. En el mundial que se está disputando ahora en Alemania y Dinamarca, los hombres entrenados por Jordi Ribera están entre los grandes favoritos del Mundial de Balonmano, ya que también viene con la etiqueta de campeones de Europa. El título ganado el año pasado en Croacia en una final apasionante contra Suecia ha sido el último gran triunfo de los “Hispanos”, que entonces este año querrán revalidar su estatus de gran equipo de este deporte. El historial de la selección española ve dos triunfos en los mundiales, es decir el de 2005. En Túnez y el de 2013 en casa. Sin embargo, los últimos dos campeonatos mundiales no han visto la mejor versión del equipo ibérico que ha terminado cuarto y quinto en las ediciones de 2015 y 2017.
La selección actual, compuesta por varios jugadores del FC Barcelona y otros que militan en la liga francesa, una de las más competitivas del continente, tiene todo para poder volver a ser campeona, si bien deberá hacer frente a las ambiciones de rivales como Francia, Dinamarca, Alemania y Suecia, que son las que tienen más historias y mejor palmarés. En el historial de la competición, de hecho, Francia puede jactar de haber ganado en 6 ocasiones, 2 más que Suecia y Rumanía y 3 más que Alemania y Rusia, que sin embargo este año no parece tener muchas opciones de llegar muy lejos y hasta se puede quedar sin clasificarse a la segunda fase.
Las principales bazas del conjunto español, de hecho, son su juego de ataque, como bien demostró el partido ganado a Macedonia con mucha contundencia. En el choque contra los balcánicos, los hombres de Ribera se han impuesto por 32 a 21, con un Entrerríos que se ha crecido con cinco goles y es uno de los jugadores más trascendentes del equipo. De esta manera, poco importará si España logrará el primer o el segundo puesto del grupo, ya que en la segunda fase estará obligada en enfrentarse a algún equipo importante. Hasta el momento, los rivales más duros parecen ser Francia y Dinamarca, con los primeros que disponen de un gran plantel y los segundos que pueden contar con el apoyo del público de casa. Lo que está claro es que en el momento de la verdad hará falta darlo todo, ya que en unas semifinales de un mundial no valdrá solamente el valor absoluto de los jugadores sino que también tendrá mucho que ver la solidez anímica y mental.
Compartir

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.