La Liga debe más de 3.500 millones

0
281

J. E. Villarino*.- El profesor José Mª Gay de Liébana es el experto por antonomasia en las cuentas del fútbol español y lleva advirtiendo hace tiempo que la situación, como ahora se estila en decir, es insostenible. Las cuentas en sí son un desastre, un auténtico desastre.

Otra burbuja que tarde o temprano tiene que estallarnos. Y digo estallarnos, por lo que más adelante explicaré. Otra vez, nunca mejor dicho, tenemos otra pelota en nuestro tejado, de igual naturaleza que la económica general. Más gastos, más déficits, más deuda; más gastos, más déficits, más deuda, y así sucesivamente.

liga1

Una señora deuda

publicidad

Los datos cerrados para la temporada 2010/2011 son de esta guisa: los clubes de la LFP tenían una deuda acumulada de 3.596,0 millones de euros y un patrimonio neto para hacerle frente de 226,8 millones. Nueve de ellos, tenían y seguirán teniendo patrimonio neto negativo, es decir más deuda a la ya dicha. Tal era el caso del Barça, Athletic, Gijón, Málaga, Rácing, Zaragoza, Levante, Real Sociedad y Hércules. Buen panorama para empezar.

La mitad de la tarta de los ingresos televisivos se la zampan el Real Madrid y el FC Barcelona

Lo que a los ingresos y gastos se refiere, la LFP ingresó en dicha temporada 1.669 millones de euros y gastó 1.830. Es decir, tuvo un déficit de explotación de -161 millones en la temporada. Los ingresos provenían de retransmisiones televisivas, casi el 40% y el resto, a partes iguales, de Matchday y otros ingresos.

liga2

El fútbol, como el Estado, gasta más de lo que ingresa

Del total de los gastos, el 61% se fueron en gastos de personal, el 19% en la amortización de jugadores y el resto, en otros gastos. U otra lectura: de cada 10 euros ingresados, algo más de ocho se fueron en amortizar y pagar al personal. Sólo cuatro clubes tuvieron resultados de explotación en números negros, Barça (25,2), Real Madrid (42,4), Valencia (5,3) y Sporting (4,1).

Fuera, también cuecen habas

Los otros cuatro grandes de las ligas, tampoco se quedan cortos. Todas ellas acumulan déficits en los últimos cinco años, que van desde los casi 500 millones de la Bundesliga a los 1.156 de la Serie A, en sólo dos años.

liga3

¿Quién pagará la deuda?

¿Saben ustedes quién está pagando la deuda del estado y la de las Cajas de Ahorro y algunos bancos? Qué cosas tiene este señor escribiente: pues nosotros, los de siempre, los ciudadanos. Pues las deudas del futbol pueden acabar en quienes ya saben: nosotros. Los clubes de fútbol le deben dinero a los bancos, a la Seguridad Social, a la Hacienda Pública y a otros proveedores. Pues bien. La Seguridad Social y Hacienda, cuanto menos, somos todos, como decía aquel eslogan tributario. Una parte, ya la estamos pagando. Y la restante, dada la situación del sistema financiero, puede que, con un poco de mala suerte, nos caiga también a nosotros.

Tiene bemoles que vistos los números anteriores, los clubes, grandes, medianos o pequeños, llegadas estas fechas, tiran de talonario y se lanzan a fichajes temerarios e irresponsables, que al poco tiempo devienen en fiascos monumentales. Jugadores, entrenadores, da lo mismo.

La experiencia demuestra que por muchas glorias que se fichen, cada vez más caras, los resultados económicos no mejoran: pues vaya negocio, dirán ustedes y decimos nosotros. Pero es que el negocio no está en ello y a los jerifaltes del futbol les importa un pito. Lo que ellos quieren es poder, influencias, oropeles y zascandilear. La deuda les importa otro pito ya que saben que los que vengan detrás han de arrear y si no para eso estamos nosotros.

liga4

 

Sus irresponsabilidades de fichajes multimillonarios recaen sobre nuestras espaldas y, para más coña, las estrellas de la liga, trincan la pasta y se la llevan a los paraísos fiscales, como acabamos de ver esta semana.

Encima de cornudos, apaleados. El gobierno hasta ahora, ni mu. Más tarde nos pedirá sacrificios. Ya verán.

*Datos extraídos del V Informe Anual sobre la Situación Económica del Fútbol Español y Europeo elaborado por J.M. Gay de Liébana y publicado a fecha 20 de septiembre de 2012.

Compartir

Deja un comentario