Los “por qué sí” del Ayuntamiento a la candidatura de los Juegos de 2020

0
160

F. Mollá.- Dos días después de presentarlo ante el Comité Olímpico Internacional en Suiza, el cuestionario técnico del que siempre fue el sueño del exalcalde Gallardón se ha hecho público en el Ayuntamiento de Madrid, de la mano de la nueva alcaldesa y del máximo responsable de la candidatura olímpica de Madrid 2020.

Ana Botella y Alejandro Blanco dieron a conocer este jueves el cuestionario técnico que el pasado martes se presentó en la sede del COI en Lausana, y explicaron que cumplido este trámite, “la capital espera ilusionada el 23 de mayo, fecha en la que el CIO dará a conocer el nombre de las ciudades que han pasado el primer corte”.

Si el resultado es afirmativo el 23 de mayo, el connsistorio dispondrá de ocho meses para entregar el Dossier de Candidatura (el 7 de enero). La visita de la Comisión de Evaluación del COI tendría lugar un mes después de esto, entre febrero y abril de 2013, y habría que esperar dos meses más, hasta junio de 2013, para la presentación del dossier técnico ante los miembros del COI. La última decisión se dará a conocer el 7 de septiembre de 2013 en Buenos Aires.

Según el Ayuntamiento de Madrid, el cuestionario presentado esta semana “es más exhaustivo que el de ocasiones anteriores ya que se ha ampliado con relación al de 2016 en 51 preguntas (han pasado de 54 a 105) y en tres temas (de 8 a 11), sobre las siguientes cuestiones: Visión, concepto y legado; Deportes y sedes; Medioambiente y meteorología; Alojamiento; Transporte; Servicios médicos y control antidopaje; Seguridad y protección; Tecnología y energía; Aspectos jurídicos, inmigración y aduanas; Apoyo gubernamental y apoyo público; Finanzas y marketing”.

Así se ha venido Madrid ante el COI en Suiza, según los responsables de la candidtura:

“El presupuesto refleja una candidatura “austera y sostenible financieramente”, con un control financiero eficaz y con una previsión viable de ingresos comerciales. El presupuesto total de la candidatura entre las dos fases -ciudad aspirante y candidata- alcanza los 38,6 millones de dólares, de los que el 38% corresponde a financiación pública, y el 62% restante a financiación privada.

Juegos inteligentes, legado inteligente

Madrid 2020 quiere regresar a lo esencial: el legado, acercando los valores del deporte y del Olimpismo a las personas; compartiendo la pasión deportiva con una nueva generación de deportistas de todo el mundo e intensificando la integración de todos los grupos sociales; entusiasmando a los más jóvenes, integrándolos en el proyecto y ofreciéndoles oportunidades de futuro, al tiempo que se estimula el desarrollo económico y social no sólo de Madrid sino de toda España.

Para conseguirlo Madrid cuenta con muchas bazas. La primera, disponer de una “atmósfera única” para la familia olímpica y los visitantes en un entorno “seguro, compacto, accesible y confortable, con excelentes sedes e infraestructuras”. Su segunda carta es el concepto de SMART Games, un sistema de gestión que gira sobre criterios de innovación, sostenibilidad, riguroso control del gasto, simplificación de operativas de seguridad, transporte y logística; máxima accesibilidad, todo ello aplicable a futuras organizaciones.

Las óptimas condiciones de trabajo para el CIO, las federaciones internacionales y los medios de comunicación, así como el fantástico equipo de voluntarios y el respaldo unánime de todas las administraciones y de los ciudadanos -un 75% de los madrileños y un 84% del resto de España- son otros de los pilares sobre los que se afianza la apuesta madrileña. Sin olvidar el aval que le otorga la experiencia previa a la hora de organizar eventos deportivos de gran calado. Como ejemplo decir que en los últimos años se han organizado en el país 77 campeonatos del mundo y 85 europeos.

Subsedes unidas por el AVE

Una de las novedades que encierra Madrid 2020 sobre el proyecto anterior es que todas las subsedes están unidas por el AVE. En total son 36 sedes deportivas, de las que 27 ya existen, necesitando 4 de ellas obras, hay una planeada, seis adicionales permanentes y dos adicionales temporales. La premisa de la que se ha partido ha sido la de primar las instalaciones existentes y sólo construir sedes permanente cuando hay seguridad de uso post-olímpico.

La propuesta madrileña es un proyecto compacto con dos zonas olímpicas -Campo de las Naciones y Manzanares-, con instalaciones en un radio máximo de 10 kilómetros desde el centro de la ciudad y una Villa Olímpica, que tiene una gran proximidad a todas las sedes, alojamientos y servicios totalmente accesibles y con un uso post-olímpico asegurado (con viviendas sociales, edificios dotacionales, zonas verdes y deportivas).

Los medios de comunicación contarán con dos pabellones que suman en conjunto 170.000 metros cuadrados, también con un uso post-olímpico asegurado. La Villa de Medios, situada junto a IFEMA, aporta 5.100 habitaciones, localizadas en módulos reubicables para proyectos sociales.

En cuanto al alojamiento la Ciudad de Madrid ofrece más de 93.000 habitaciones en un radio de 50 kilómetros del Parque Olímpico, de las cuales 48.571 pertenecen a hoteles de entre 2 y 5 estrellas.

Fondo olímpico para integración, biodiversidad y deporte

La apuesta que lleva haciendo el Gobierno municipal a favor del medio ambiente y la sostenibilidad tiene su traducción en el proyecto olímpico. Buen ejemplo es la creación del fondo olímpico para integración social, biodiversidad y deporte. Además ofrece el uso de energías limpias, un reciclaje óptimo de los residuos, nuevos estándares de gestión hídrica y una movilidad sostenible, con un impulso continuo al trasporte público no contaminante, y al privado alternativo y eco-responsable, así como a la autogeneración eléctrica.

Precisamente en el capítulo de la movilidad, el cuestionario resalta las excelentes infraestructuras de transporte y vías de gran capacidad con que cuenta la ciudad; la ampliación del aeropuerto de Barajas y su perfecta comunicación con el centro; el uso prioritario que se da al transporte público al ser todas las sedes accesibles por metro/tren, lo que acorta notoriamente los desplazamientos, y la habilitación de un carril olímpico.

 

Sanidad, seguridad y tecnología

 

El sistema sanitario público y universal con que cuenta el país, con una extensa y cualificada red de hospitales públicos, a la que se suma la colaboración de la asistencia privada, son otros de los puntos fuertes del proyecto madrileño. Además, cuenta con dos laboratorios antidopaje acreditados, tiene una normativa en este campo desarrollada conforme a las estipulaciones de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) y del CIO y posee la máxima nota que otorga AMA.

Precisamente la candidatura madrileña muestra un exquisito respeto a la Carta Olímpica, al código ético y a toda la normativa del CIO y ya ha adoptado todas las medidas requeridas para la protección de la marca y dominios de Madrid 2020

En cuanto a seguridad Madrid aporta unas fuerzas y cuerpos de seguridad numerosos, preparados y eficaces; un bajo índice de criminalidad y un comando unificado de seguridad durante la celebración de los Juegos.

España y Madrid se encuentran a la vanguardia de las telecomunicaciones y cuentan ya con la tecnología y las infraestructuras necesarias para organizar los juegos”.

Compartir

Deja un comentario