Concierto gratuito de música barroca en El Capricho

0
120

C. Linares.- Raquel Andueza y Jesús Fernández Baena ofrecerán este miércoles 9 de agosto de 2017 a las 21.00 horas un concierto gratuito en el Jardín histórico El Capricho de la Alameda de Osuna.

La soprano Raquel Andueza junto al tiorbista Jesús Fernández Baena, que forman el conjunto La Galanía, ofrecen un concierto de música barroca dedicado a Monteverdi y sus coetáneos, tanto los más conocidos como algunos infrecuentes en los repertorios habituales.

La Galanía, entre otros reconocimientos, fue premiada en 2014 como Mejor Grupo Barroco por la Asociación de Grupos Españoles de Música Antigua.

El Capricho, una maravilla natural en Madrid

Estamos ante uno de los espacios verdes que conforman el patrimonio artístico-natural de Madrid. Situado en Alameda de Osuna, es uno de los parques más bellos y, paradójicamente, de los más desconocidos (sobre todo su búnker de la Guerra Civil)​. Creado en 1784 por los Duques de Osuna y especialmente por la duquesa, doña María Josefa de la Soledad Alonso Pimentel. Protectora de artistas, toreros e intelectuales, la duquesa creó un auténtico paraíso natural que frecuentaron las personalidades más ilustres de la época y en el que trabajaron los artistas, jardineros y escenográfos con más prestigio.

publicidad

Después de la muerte de la duquesa comenzó su declive, que fue imparable hasta que en 1974 el Ayuntamiento de Madrid compró el parque y comenzó su recuperación, que finalizó en 1999. El parque alberga una importante riqueza botánica, escultórica y artística. Contiene templetes, ermitas, fuentes, plazoletas y el palacio de los duques (que próximamente se convertirá en un museo dedicado a la duquesa de Osuna y a la época que representa, la Ilustración).

El jardín ofrece tres estilos diferentes: el parterre o jardín francés, el paisaje inglés y el giardino italiano. Delante de la fachada oeste del palacio se extiende el parterre, con sus setos recortados como si de un bordado sobre la tierra se tratase. En la parte baja se sitúa el italiano, el espacio más antiguo de la finca, que mezcla los setos con árboles en los que tomar el sol en invierno o resguardarse a la sombra del sol veraniego. Cerca de éste, el laberinto, concebido para el juego amoroso y los escondites, está hecho con laurel y respeta los planos del que se plantó en vida de la duquesa. Por último, el resto del parque está concebido como un típico jardín paisajista inglés, evocando la naturaleza en su estado puro, que invita al paseo y a detenerse en los rincones más escondidos.

— · —

Compartir

Deja un comentario