Puerta de Hierro busca apoyo en el 15M para evitar más derribos

0
389

P. Horrillo.- Por segundo día consecutivo, ayer volvieron a cortarse los accesos a la Puerta del Sol por metro y cercanías. En la calle, un dispositivo policial con 30 furgones y decenas de agentes rodeaba el centro de la plaza e impedía el acceso a la zona de las fuentes. En las calles aledañas se permitía el paso (si no se tenía aspecto “conflictivo” o se llevaban carteles) para que los viandantes pudieran llegar a la franja libre de la zona de comercios.

En esta ocasión, la asamblea reunida en la Plaza de Jacinto Benavente, a pocos metros del kilómetro cero y vigilada por varios agentes de la Policía, acordó salir hacia Atocha para iniciar desde ese punto la manifestación. Tras el caos circulatorio provocado por el corte de calles debido a la llegada de los ciudadanos a Atocha, la movilización se dividió en dos ramas: una se dirigió hacia Neptuno, Gran Vía y Callao, mientras que la otra tomó el camino en dirección a la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS), en Palos de la Frontera. El objetivo de este segundo grupo era protestar por las acciones de derribo que están dejando sin casa a vecinos del barrio de Puerta de Hierro.

publicidad

Congregados delante del EMVS, los manifestantes leyeron un manifiesto y colocaron cascotes junto con una puerta en la que se podía leer: “Esta era mi casa. Poblado de Puerta del Hierro: 52 familias amenazadas de derribo sin posibilidad de realojo. 1 año y medio viviendo con miedo e indignación. Únete y defiende el derecho a la vivienda. Movimiento 15M en lucha”. Pese a que la protesta se estaba desarrollando de manera pacífica, un grupo de antidisturbios hizo acto de presencia “protegiendo” el edificio del EMVS que en ningún momento había corrido riesgo alguno de ser atacado. Estos agentes, obligaron a los periodistas a salir de la escalera de acceso desde la que estaban grabando y haciendo fotos.

La marcha continuó por la calle Embajadores y subió hasta la Plaza de Cascorro para hacer una parada en la Plaza Mayor antes de dirigirse a la Puerta del Sol y seguir con las protestas. En esta céntrica plaza y ante la mirada atónita de los turistas, una portavoz de la Asamblea de Puerta de Hierro volvió a leer el manifiesto delante de unas 800 personas.

Compartir

Deja un comentario