Los madrileños ya han respirado toda la contaminación permitida para todo el año

0
317

En sólo 36 días, los madrileños ya han respirado el tope de contaminación horaria que establece la Unión Europea, cuya legislación sobre calidad del aire fija dos tipos de valores límite para la contaminación por un contaminante muy asociado a los tubos de escape de los vehículos, que se origina con las emisiones expulsadas desde los motores de combustión: el dióxido de nitrógeno NO2: un valor límite anual y un valor límite horario.

A fecha 5 de febrero de 2019, la capital ya ha superado el valor límite horario.

La UE establece este límite para proteger a la población de exposiciones a altos niveles de este contaminante en cortos periodos de tiempo, es decir, en episodios de pico de polución.

La UE establece en 18 horas el límite horario

El valor límite horario es de 200 microgramos de NO2 por metro cúbico de aire, que no debe rebasarse más de 18 horas a lo largo de cada año.

Pero Madrid ya lo ha rebasado. Concretamente cruzó la frontera el martes, incumpliendo dicho tope legal en apenas 36 días.

Ello es así porque la estación de medición de calidad del aire de Fernández Ladreda (situada en la Plaza Elíptica) ha rebasado en 19 veces ese valor límite horario.

Otras también han superado ese límite, pero menos veces: Ensanche de Vallecas (siete), Escuelas Aguirre (cinco), Barrio del Pilar y Sanchinarro (cuatro), Arturo Soria (dos) y Barajas, Cuatro Caminos, Ramón y Cajal, Urbanización Embajada (una).

Según informa la agencia de noticias Servimedia, que ha analizado los 24 estaciones, la primera superación en Fernández Ladreda llegó el 1 de enero, con 201 microgramos a las 20.00 horas.

Las 18 siguientes se produjeron entre las siete y las nueve de la noche durante los siguientes días: 2 (223 microgramos), 4 (207 y 294), 5 (240), 6 (245 y 224), 7 (214 y 2015), 8 (213 y 213), 14 (271, 328 y 228) y 15 (261 y 231) de enero, y 4 (218) y 5 (235 y 232) de febrero.

Compartir

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.