Las madrileñas cobran un 28% menos que ellos en el mismo puesto

0
217

P. Rodríguez.- Los datos del Ejercicio Tributario 2010 en Madrid indican que las mujeres cobraron 7.952 euros menos de media que los hombres: 28% menos. Una diferencia que también se aprecia por tramos de Salario Mínimo Interprofesional: los tramos de menor cuantía son percibidos mayoritariamente por mujeres, según ha puesto sobre la mesa este miércoles el sindicato madrileño de Comisiones Obreras (CC.OO.).

A partir de dos veces y media el SMI, son los hombres quieres predominan en ganancia media, “hasta hacerse escandaloso” en el tramo de entre 5 y 7 veces, donde los hombres prácticamente doblan a las mujeres.

Afirma el sindicato que “esto quiere decir, además, que las mujeres tienen menos salario y por tanto menos cotización para sus futuras pensiones, lo que conduce a perpetuar la diferencia de poder adquisitivo de ambos sexos, sin otra condición que la de pertenecer a uno u otro, es decir, una discriminación directa en el plano económico, que determina otras muchas cuestiones relacionadas con la calidad de vida, la independencia económica y la consideración social”

publicidad

Las trabajadoras madrileñas se agrupan fundamentalmente en el sector servicios, dentro de estos en los sociales, donde prácticamente doblan a los hombres “y por tanto se verán muy resentidas por los efectos de la crisis económica”.

Además de sexo, la discriminación salarial tiene edad. Mientras que en las edades comprendidas entre 18 y 25 años la diferencia es de 1.354 euros al año, en el tramo de 36 a 45 años se eleva a 8.185, pasando en el tramo de 56 a 65 años a 12.086 y llegando en las personas de más 65 años a 20.699.

A pesar de las connotaciones negativas, el comportamiento de la diferencia salarial tuvo una evolución positiva en 2009, donde se redujo la brecha considerablemente, “pero al empeorar el empleo y el salario de los hombres retrocedimos a cotas de la brecha de 2008, incluso en algunos tramos a peores resultados”.

A la brecha salarial hay que añadir que las personas asalariadas, cotizantes a la Seguridad Social, suponen el 54% de hombres y el 46% de mujeres, es decir un 8% menos de mujeres, cuando la población supone el 52%, es decir, hay más mujeres que hombres en edad de trabajar y sin embargo son menos las que trabajan. La población asalariada madrileña mantiene una diferencia negativa para las mujeres de 209.304.

Compartir

Deja un comentario