Mejor vivir sin miedo

0
847

P. Barroso*.- El miedo es una estrategia básica de supervivencia que todo ser vivo presenta para hacer frente a posibles peligros. En el caso del ser humano, estos peligros tienen más que ver con aspectos sociales, de interacción, económicos y legales que los ligados a la supervivencia propiamente dicha. La mayoría de nuestros miedos son aprendidos.

Un miedo normal se convierte en patológico cuando su desencadenante no justifica la intensidad del sentimiento, se presenta con demasiada frecuencia, se mantiene durante mucho tiempo y disminuye la capacidad de una persona para vivir.

La psiquiatría señala como miedos patológicos el trastorno de pánico, las fobias específicas (animales, sangre, espacios abiertos o cerrados), fobias sociales, estrés postraumáticos, trastorno obsesivo compulsivo y la angustia.

publicidad

Es importante distinguir entre los miedos que te advierten de un peligro y te preparan para actuar de aquellos que te paralizan y te impiden llevar una vida satisfactoria.

La mejor manera de enfrentarse al miedo es actuar contra él y adquirir suficientes habilidades de afrontamiento: detectando las creencias irracionales que lo sustentan y sustituyéndolas por otras más adecuadas.

*Paloma Barroso Sánchez es psicóloga clínica en Afart Arteterapia.

 

Compartir

Deja un comentario