‘Vacaciones en familia’ o cómo regalar un verano a un niño

0
96

Zonaretiro.com.- Ya está abierto el plazo para que aquellas familias madrileñas que quieran participar en una nueva edición del programa Vacaciones en Familia presenten su solicitud. Por cuarto año consecutivo, muchos niños tutelados por la Administración que viven en residencias infantiles tendrán la oportunidad de pasar un verano con una familia madrileña.

Este año, alrededor de medio centenar de niños de entre 5 y 14 años, cuya situación es propicia para poder pasar unas ‘Vacaciones en Familia’, podrán beneficiarse de este programa. Desde que se puso en marcha, en 2008, ha permitido que 130 pequeños disfruten de un verano en el seno de un hogar madrileño.

La consejera de Familia y Asuntos Sociales, Engracia Hidalgo, presentó la semana pasada en Faunia la cuarta edición de este programa acompañada por la periodista Isabel Gemio, que es la madrina de este año, y por familias que ya han vivido la experiencia de acoger a un menor en su hogar durante las vacaciones estivales y que han querido transmitir su vivencia al resto de los presentes.

Pasos para formar parte del programa

Quienes estén interesados en acoger a un menor las próximas vacaciones pueden hacer su ofrecimiento en las oficinas del Instituto Madrileño del Menor y la Familia (IMMF), en la calle Gran Vía, 14 y presentar su plan de vacaciones. Previamente, pueden recopilar toda la información sobre el programa, así como los impresos de solicitud, en la web de la Comunidad; además, pueden solicitar asistir a una de las charlas informativas que periódicamente realiza el IMMF en sus instalaciones.

Pueden presentar su solicitud para el programa los matrimonios, parejas y solteros mayores de 25 años, residentes en la región y que superen un riguroso proceso de selección que realizan los técnicos del Instituto. Un equipo de psicólogos y trabajadores sociales realizarán un estudio psicosocial de la familia en cuestión en el que se valorarán las circunstancias de cada acogimiento y su adecuación a las necesidades de este programa. Además, deberán asistir a un curso de formación.

Experiencia muy enriquecedora

Los expertos coinciden en apuntar que, por un lado, se materializa el derecho de estos niños a vivir en un entorno familiar, se les da la oportunidad de veranear en un ambiente positivo en el que aprenden valores, así como de compartir con los miembros del hogar multitud de vivencias y momentos que les enriquecerán; y, por otro lado, las familias disfrutan mucho de la presencia de estos pequeños al tiempo que realizan un tremendo acto de generosidad y solidaridad.

Las familias presentes en el acto, además de contar cómo y por qué decidieron acoger a un menor, han animado a otras. Según palabras de Belén Sánchez, que participó en 2010 acogiendo a un adolescente de 14 años, “la experiencia no ha podido ser más positiva. Tanto que después de que nuestro hijo de acogida pasara un verano con nosotros hemos seguido manteniendo la relación y ahora queremos que venga con nosotros en otros periodos vacacionales”.

Actualmente, en la Comunidad hay 4.600 niños que viven bajo la tutela o guarda de la Administración regional. De ellos, más del 62% lo hacen en situación de acogimiento con una familia, ya sea extensa (tienen vínculo biológico con los niños) o ajena (no tienen ningún vínculo biológico con los pequeños), mientras que el resto lo hacen en alguna de las 103 residencias de la Comunidad.

Compartir

Deja un comentario