Sol queda prohibido: la marcha del 29M acabará en la Puerta de Alcalá

0
331

P. Rodríguez.- La Delegación del Gobierno en Madrid, encabezada por Cristina Cifuentes, ha prohibido que los sindicatos concluyan en la Puerta del Sol la manifestación convocada para el 29 de marzo con motivo de la huelga general. Para evitar un “colapso” en el Km0 -ya que ese día coinciden otras movilizaciones como la del 15M- la manifestación concluirá en la Puerta de Alcalá.

La Delegación de Gobierno se ampara en un informe emitido por el Ayuntamiento de Madrid, que desaconseja que las protestas terminen en la Puerta del Sol, “ya que conllevaría importantísimas retenciones y sustanciales repercusiones en la circulación de vehículos, tanto privados como de servicio público”.

Varias manifestaciones el jueves 29 de marzo

publicidad

En la resolución de la Delegación de Gobierno se comunica a CC OO y UGT que en el centro de Madrid ese día hay una manifestación de CGT y Solidaridad Obrera desde la Plaza de la Beata María Ana hasta Neptuno y otra de la plataforma sindical de la EMT y otros tres sindicatos que empieza en la Plaza de Atocha y termina en la calle Jacinto Benavente. A esta marcha se habían adherido los colectivos vinculados al movimiento 15-M, que habían optado por crear su propio “bloque crítico” para manifestarse contra la reforma laboral pero desmarcándose de los sindicatos mayoritarios.

La Plataforma Contra la Impunidad del Franquismo había comunicado previamente a las autoridades que celebraría su habitual acto reivindicativo ese mismo jueves a las 19.00 horas, aunque había asegurado que no tenía ningún inconveniente en compartir espacio en el centro de la ciudad.

La delegación busca respetar el derecho al movimiento de otras personas

La Delegación del Gobierno también argumenta que la elevada previsión de participación dada por los sindicatos mayoritarios (250.000 personas) obligará a realizar numerosos cortes de circulación, “que implicarán una grave afectación de la almendra central de Madrid, y sobre todo del distrito Centro, con repercusión en la prestación de servicios esenciales desde el punto de vista de la seguridad (ambulancias, bomberos, policía, etc.)”.

Todo ello es incompatible, asegura la Delegación, con el “ejercicio a la libertad de movimientos” del resto de personas. Trasladar la finalización a la Plaza de la Independencia, en la Puerta de Alcalá, no supone, asegura la institucion, “menoscabo alguno del derecho fundamental de reunión para los sindicatos convocantes”.

Los sindicatos, en contra de la decisión de la Delegación

Comisiones Obreras y UGT, sin embargo, han interpuesto un recurso contencioso administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM). Los secretarios de Organización de ambos sindicatos, Miguel Ángel Abejón (UGT) y Francisco Cruz (CCOO), han informado de que el citado recurso obedece a una decisión “sin precedentes” cuyo objetivo es “eliminar el simbolismo de Sol en la lucha de los trabajadores”.

El hecho de que la última protesta contra la reforma laboral, celebrada el 11 de marzo, acabase en Alcalá, fue sólo una excepción con motivo de la coincidencia con los homenajes a las víctimas de los atentados de 2004, afirmaron.

“CCOO y UGT siempre hemos terminado en la Puerta del Sol y nunca ha habido ningún problema de orden público porque nuestros servicios de seguridad y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado funcionan correctamente”, subrayaron.

Foto: Zonaretiro.com

Compartir

Deja un comentario