La Junta Municipal no acepta críticas de los vecinos

14
518

J. C. García Dueñas*.- Nuestra compañera de la Asociación de vecinos Goya-Dalí, Isabel, se quejó en la pasada junta de distrito ante el Concejal presidente, Fernando Martínez Vidal, de la falta de democracia en la gestión municipal, que se nota -sobre todo- en la falta de canales válidos de interlocución y menos, de influencia efectiva de la ciudadanía en las decisiones políticas.

Esta evidencia es tan notoria que incluso desde la Unión Europea se lanzaron hace ya años directivas y reglamentos para impulsar la participación ciudadana.

Ya entonces se veía el peligro en el ámbito europeo (y eso que nos superan en más de 50 años en usos democráticos) de que la democracia se limitara a un mero ejercicio de voto cada 4 años; y se sabía perfectamente que si la ciudadanía no fiscaliza las decisiones políticas, la democracia fracasa y las instituciones se convierten en caldo de cultivo para la corrupción.

Pero nuestro concejal presidente monta en cólera y acomete contra nuestra compañera y la manda a acampar a Sol, “si no le gusta el sistema”. Esto arropado por el PP y con la complicidad del PSOE, IU y UPYD. Todos de acuerdo.

Y efectivamente, en una ciudad con 3,5 millones de habitantes, el consistorio debe tener alguna defensa ante la irrupción de personas que puedan poner en peligro la gestión del municipio y por ello se crean estas normas, para garantizar cierta estabilidad en el funcionamiento.

Pero también, las normas deben permitir que la ciudadanía pueda manifestarse y su voz pueda ser tenida en cuenta en la toma de decisiones que les afectan. Prácticamente todas.

Y entonces nos encontramos que todas las ordenanzas que nos gobiernan son de tipo autoritario, es decir, que están pensadas exclusivamente para ejercer el poder sobre los gobernados. Por eso lo ejerce y abusa el señor concejal presidente tan bien y tan fácilmente.

Las normas que nos rigen no están pensadas para canalizar la voluntad del pueblo, ni su capacidad  para dirigir su destino y su futuro.

Por eso, los ciudadanos con un mínimo de consciencia reniegan de esta paupérrima democracia que tenemos y por eso la gente sale a la calle, porque no sabe qué más puede hacerse para que su voz sea oída y tenida en cuenta.

*Juan Carlos García Dueñas es miembro de la Asociación de vecinos Goya-Dalí.

Compartir

14 Comentarios

  1. Querido Juan Carlos, se te olvida comentar que la participación de cualquier vecino o asociación está garantizada por numerosas vías. El actual concejal del distrito, D. Fernando Martínez Vidal tiene las puertas de su despacho permanentemente abiertas a cualquiera que se lo solicite, algo que también era una característica del anterior concejal, D. Íñigo Hernríquez de Luna y que tú y varios otros miembros de tu asociación habéis podido comprobar en numerosas ocasiones. Olvidas también que cada vez que pedís la palabra, incluso las ocasiones en las que lo habéis hecho fuera de plazo, se os ha concedido aunque a menudo ha sido para escuchar de vuestra boca sólo reproches contra el sistema, un sistema que no os gusta pero del que hacéis uso, y nunca aportáis propuesta alguna, sólo críticas. Se te olvida comentar que participáis también en las Comisiones Permanentes del distrito, otro órgano de participación y que próximamente podréis hacerlo también en el Consejo Territorial al haber sido vuestra asociación declarada de interés público municipal. Se te olvida también que habéis sido invitados a participar en cuantas comisiones habéis solicitado e incluso en grupos de trabajo creados ex profeso para tratar temas de vuestro máximo interés. Se te olvida comentar que aunque el actual Reglamento de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Madrid no lo contempla, desde nuestro distrito se os ha permitido tener voz y voto en numerosas ocasiones en las que no teníais derecho a ello porque hemos entendido que es positivo y siempre hemos estado abiertos a escucharos aunque, repito, muy rara vez ha salido de vuestra boca una crítica constructiva. Se te olvida también comentar que todos los vocales vecinos del distrito están ahí para servir de correa de transmisión directa de vuestros comentarios, críticas o sugerencias. En mi caso personal tienes mi correo electrónico y mi número de teléfono móvil, de los que has hecho uso cuando lo has creido oportuno y conveniente.

    Creo, por tanto, que tu artículo no aporta toda la verdad, ni siquiera una mínima parte y es absolutamente sesgado y partidista. No se puede criticar un sistema sólo porque uno no es el que lo controla. La participación ciudadana es mejorable, por supuesto que sí, pero también está sujeta a unas normas que hay que respetar y si no gustan habrá que intentar cambiarlas por las vías previstas para ello pero no por la que soléis elegir desde vuestra asociación, siempre negativa, crítica y destructiva. Sabes que las propuestas de vuestra asociación pueden ser cursadas a través de las Comisiones Permanentes, del Consejo Territorial, del Pleno del distrito y transmitidas a cualquiera de los cuatro grupos políticos de la Junta. Creo que vías de participación no os faltan y, una vez más, sigo ofreciéndote la colaboración del grupo municipal de vocales vecinos del que soy responsable. Por favor, deja de quejarte y trabaja en una línea positiva. Seguramente así coincidirás con la mayoría de los vecinos del distrito y conseguirás mucho más que con una pueril pataleta vacía de contenido.

    Un cordial saludo.

    Juan Manuel García Gay
    Portavoz del Grupo Municipal del
    Partido Popular de Distrito de Salamanca.

  2. Desde El Gurpo Socialista del Distrito negamos que nosotros apoyaramos al Presidente de la Junta, cuando desde el PSOE del Distrito se os ha apoyado y colaborado con vosostros. Desde esa reacción y actuación es dificil la colaboración

    • Saludos Miguel.

      Creo que es correcto lo que dices y es verdad que ni el PSOE, ni ningún partido apoyó al concejal. No pudisteis hablar ni a favor ni en contra. No ha sido una frase afortunada.

      También soy y somos conscientes de que hemos estado y estamos muy arropados por el PSOE. Y así lo reconozco con agradecimiento.

      Y celebro además tu comentario, porque tenía yo la idea de que todos los partidos, en general y como postura institucional, apoyaban sin fisuras la democracia representativa. Por eso mi comentario y quedo especialmente contento, pensando que a pesar de las diferencias que existan, podremos plantear objetivos comunes.

  3. Salud Juan Manuel García (no te voy a llamar querido). Cualquier interpretación que puedo pensar ahora de tus palabras me resulta dolorosa. Si realmente te crees lo que dices, es bien triste y si no te lo crees y tan sólo supone un uso político o propagandístico de las palabras, es sencillamente odioso.

    Voy a pensar que sólo es triste y en ese tono voy a contestarte ya por escrito, para que lo tengas ya claro de una vez por todas.

    Primero de todo, gracias por dejarnos hablar en los plenos. Sois muy generosos. Sólo faltaba que a una persona no se le permitiera hablar. Esto se hace además con un desprecio a la ciudadanía que tu pareces no notar. Por ejemplo: Se nos permite hablar fuera de la sesión plenaria y nuestros comentarios no constan en acta, ni tenemos posibilidad de réplica, es decir, que uno tiene que aguantar cualquier cosa que se le diga, sea mentira, un desprecio o una salida por peteneras.

    Tengo una colección de detalles golfos además sobre el tratamiento de las preguntas en los plenos, que reservo para la contra-réplica que aquí pienso tener siempre.

    A ver si entiendes de una vez que lo que la ciudadanía y nosotros estamos pidiendo, no es permiso para hablar, es el DERECHO de hablar y de ser tenidos en cuenta. Sin que ni tu ni nadie nos tenga que dar permiso.

    Respecto al funcionamiento de los Plenos del Consejo Territorial ya todo el mundo sabe, o acabará sabiendo, que sólo tienen voz unas pocas asociaciones. No todas. Entonces uno asiste a los plenos igual, como convidado de piedra. Sin saber ni de lo que va a hablarse, porque el señor concejal decide los temas de que va a hablar o a quién va a traer, sin contar con los ciudadanos para nada. Menos aún pensar que una propuesta o iniciativa popular pudiera salir adelante. Se puede ver el reglamento y los modos, la ley y la trampa.

    Por supuesto, ni hablar de que la transcripción de los plenos sea pública. Eso sólo para la casta política.

    Sobre las comisiones permanentes del consejo territorial, tenemos una colección de resúmenes a la entera disposición del público. Además, con tus comportamientos y manipulaciones. Lo explico:

    Llamo manipulaciones a que al empezar cualquier tema tu, como presidente de la comisión, ya decides hasta dónde puede llegar o hasta dónde va a admitir el Concejal.

    También a que nos recuerdes 5 veces en una hora que sólo tenemos voto porque tu nos lo permites, porque NO SOMOS DEL CONSEJO.

    Llamo también manipulación a que los proyectos que se podrían haber hecho, se retrasen por tus ausencias por motivos de trabajo. Un mes vienes y otro no, de forma que no siempre hay que estar empezando los trabajos por tu indisposición.

    Lo que tu llamas tener la puerta abierta, yo lo llamo CLIENTELISMO, es decir:

    “Ven aquí que yo resuelvo tus problemas para que me estés agradecido”.

    Pues vaya problema. Yo no quiero dinero, ni sinecuras.

    Y sobre tu comentario de que no hacemos nada y sólo criticamos, te recuerdo que nos hemos pasado varios años asistiendo a prácticamente todos los actos municipales a los que se nos ha permitido, que tenemos nuestras actividades como asociación de vecinos, cursos, etc. Incluso se nos ha reconocido, de interés municipal y sobre todo, que NOSOTROS NO COBRAMOS NADA, incluso, nos cuestan dinero y no se nos puede exigir lo mismo que a los políticos que cobran.

    Y hablando de dinero y de cambio. Las cosas pueden y deben mejorarse pero para cambiarlas, primero es reconocer que están mal y luego tomar partido. No vale decir, que las cosas pueden mejorar, pero que lo haga otro, que yo estoy apoltronado.

    Acepto que eres un buen político, al menos, que usas la retórica de una forma muy apropiada

    En ningún momento se me olvidan los ya 2 años en que vamos coincidiendo. Lo que pasa es que hacemos un uso diferente del lenguaje.

  4. Juan Carlos (perdona por lo de querido, que parece que te molesta):

    Me sorprende que toda tu argumentación se fundamente en críticas y descalificaciones personales y en vulgares MENTIRAS que viertes en estas páginas al amparo del desconocimiento del lector. Por ello no voy a entrar a rebatirte el despropósito de contestación que acabas de colgar, aunque de sobra sabes que podría hacerlo punto por punto. Creo que tu respuesta define a la perfección tu talante, tu espíritu de colaboración y el de la asociación a la que tan negativamente representas. Aún así, y consciente de que no te lo mereces, reitero mi espíritu personal de colaboración y el de todo el equipo municipal del Partido Popular del distrito de Salamancca para lo que podáis estimar oportuno. Probablemente una vez más mordáis la mano tendida.

    Un cordial saludo.

    Juan Manuel García Gay

    • Me molesta la retórica hueca. Que me llamen querido cuando no percibo cariño.

      Para ver quien dice la verdad no hay más que hacer una prueba, a saber: ¿Cuánta gente ha asistido durante dos años a las comisiones permanentes? entre 5 y 15 personas a cada una de las 4. en un distrito de 150000.

      Creo que esto al lector le debe decir mucho, porque desde aquí invito a quien quiera a que asista a las comisiones y vea en directo lo que acontece y quien dice la verdad.

      Yo de hecho, voy a seguir convocando a todos mis contactos y a todo el mundo que lea esto para que asistan a los plenos y las comisiones y juzguen por ellos mismos la verdad de lo que aquí se está diciendo.

  5. Basta ya de mentiras, de engañar con frases que parecen salir de la conciencia, pero que son engañosas y ambivalentes y en realidad tienen la finalidad de engañar y manipular, y significan órdenes. Faltan a la verdad y a la realidad.

    Basta ya de autoritarismo, manipulación y dictadura.

    Además si la administración de los ayuntamientos tuviera que seguir la norma que usted nos dice esto se llamaría cualquier cosa menos democracia, que consiste exactamente en lo contrario de lo que pone en su escrito. Por favor, nunca jamás me hable de democracia, sino de dictadura.

    ¿Por qué mienten de una forma tan descarada y abusan de los cargos que tienen? ¿No les da vergüenza?

    Decir la verdad no es ofensa, ni insulto, si alguno se ve ofendido es por causas personas.

    Examinando frase por frase de lo que dice se puede ver claramente que es una orden para que se acate lo que en ella se dice sin que permita el examen de los contenidos, por ese motivo me refiero a la manipulación y autoritarismo.

    La democracia significa capacidad y posibilidad de que todo el mundo pueda expresarse en donde quiera que esté sin que nadie se lo pueda prohibir, y además admitir críticas de todos sin sentirse ofendido. Usted de eso no entiende nada como bien se ve en lo que dicen sus palabras.

    Todo el sistema que nos ha mencionado y las vías de participación como lo utilizan ahora y para lo que está hecho es para “marear la perdiz” para que nada cambie y asegurarse de que nada pueda cambiar.

  6. La gran mentira es que no es una Asociación de Vecinos, es una Asociación Política que utiliza a sus vecinos como tapadera para sus propios fines. Eso es dictadura, eso es manipulación de la democracia.

    • Oscar. No sé por qué desde el PP se piensa que una asociación de vecinos no puede tener tinte político. ¿Pues cómo va a no tenerlo?
      ¿Es que no lo tienen las instituciones religiosas?
      deberías vivirlo de cerca porque hay sermones religiosos que parecen mítines políticos y de lo más viscerales.

      Esta bien, así se ganan también elecciones.
      Desde luego en esta asociación, que está compuesta de personas, no se le pide a nadie que deje su ideología fuera, sea la que sea. Y las hay muy variadas.

  7. Óscar, eso que escribes no es más que una proyección de vuestro comportamiento, y la finalidad es simplemente envenenar ambientes para que no haya cambio.
    No esperaba menos, es la tónica habitual, al intentar participar y democratizar las vías muertas actuales que nos “dejáis”, los vecinos no recibimos más que insultos, descalificaciones y mentiras por vuestra parte.
    Estamos acostumbrados, y yo ya no me extraño ni me siento ofendida, ni esto va a hacer que me achique ni cambie un ápice mi actuación de denuncia.
    También estoy acostumbrada a que las personas descalifiquen sin identificarse.
    Un saludo,
    Isabel Moneo

  8. Juan Carlos, el problema es que el discursos siempre decís “los vecinos del distrito quieren…” y eso es mentira, lo que quieren los vecinos del distrito, a ciencia cierta, es lo que han votado, lo demás es una elucubración.
    Isabel, no sé por qué dices que mentimos, tu propio compañero defiende la intrusión politica en las asociaciones de vecinos, que es lo que yo hacía ver en mi comentario, asi qué Juan Carlos es tan mentiroso como yo.También dices que descalifico e insulto y por más que leo mi comentario no veo el insulto ni la descalificación. Curiosamente he utilizado tus mismas palabras: dictadura, manipulación y democracia ¿Si las usas tú están bien, si las uso yo son insultos? Así es la izquierda, depende de quién diga las cosas están bien o no.
    ¿Sin identificarme? Lo mismo ¿Dónde está el apellido de Juan Carlos? ¿Acaso no sabes quién soy? Otra vez la ley del embudo y ver la paja en el ojo ajeno.

    • Oscar, mi comentario no hablaba de vecinos, sino de personas y efectivamente, sabemos que somos minoría, aunque bien pensado, podríamos hacer distintas lecturas atendiendo a la abstención.

      Si recontáramos los votos de forma que cada uno valiera lo mismo, habría ganado el pp pero no por mayoría absoluta. Lo cual hubiera supuesto un escenario distinto, donde hubiera tenido que haber diálogo y negociación si o si.

      Y si esto hubiera sido así desde el principio de la democracia y por ejemplo, el peso mediático hubiera estado más repartido, ¿Quien sabe?.

      Tampoco estoy defendiendo el intrusismo político. Estoy constatando que la gente no abandona su ideología al entrar en un sitio. Por ejemplo, un concejal o un vocal, no abandonan su ideología política aunque esté trabajando para el municipio. Suele ser al revés, que incluso se usan recursos públicos para incluir en campañas publicitarias públicas tintes políticos. Y nadie se asusta.

      Entonces y por terminar, me gustaría que la gente que se dice demócrata, empezara aceptando y defendiendo que cada persona es un voto y que todos los votos deben valer lo mismo, antes de jactarse y justificarse constantemente con unos resultado electorales.

  9. Democracia real no es la democracia representativa, que es una burla de lo que es una verdadera democracia. Es reírse de la gente hablando de algo que no es tal, sino una dictadura camuflada, ya que las normas son dictatoriales.
    Por otro lado, Juan Carlos firma debidamente en su artículo, y yo sigo sin ver tus datos.
    Saludos

  10. La democracia representativa no es la democracia real.
    Pero tampoco lo es el 15M, ni las asociaciones de vecinos, ni ningún grupo de interés, ni tampoco la gente que sale a la calle (salvo que saliera TODA LA POBLACION). En el caso de los representantes políticos tienen un mandato político de representación en base al actual sistema legal. En el caso de las asociaciones, grupos de interés, etc, solo se representan a sí mismos (salvo en los caso en que la ley dispone lo contrario), especialmente la gente que sale a la calle, solo se representa a sí misma.
    La única democracia real es la democracia directa, en la cual participan TODOS los/as ciudadanos/as en la toma de decisiones.

Deja un comentario