Con palacio y sin deportes

3
193

J. C. García Dueñas.- Los súbditos no pueden hacer deporte en el Palacio. En cambio, las instituciones que lo gestionan sí pueden ponerse medallas por la celebración de torneos de alta competición. como si visualizar un encuentro deportivo ya fuera suficiente para cumplir con las necesidades lúdico-deportivas que tiene un barrio.

También pueden hacerse eventos comerciales de dudosa utilidad pública, a pesar de haber palacios de exposiciones o ferias de muestras mucho más adecuadas, o al menos, en sitios más apropiados para ello. Y por supuesto que pueden hacerse y se hacen, macro fiestas y macroconciertos como el de esta pasada nochevieja.

Espectáculos todos ellos que, teniendo tan poco que ver con el barrio, si le ocasionan un buen número de molestias:

– Grandes camiones aparcados alrededor, a pesar de que estaba previsto su aparcamiento dentro del Palacio. Ocasionalmente con generadores que producen humo y ruido y siempre con cables y tubos que interrumpen o dificultan el paso por las aceras.

– Grandes afluencias de gente, a veces ebria, que orina y vomita en la calle Povedilla, ruta natural hacia la que pueden dirigirse los espectadores, mientras la Policía custodia la puerta de la Casa de la Moneda o las escaleras del Palacio.

– Gente mayor o disminuida, que entre camiones, tubos, cables y muchedumbres no sale de casa porque no se atreven, los días de espectáculo.

– Adolescentes que pasan la noche y el día haciendo colas para ver a sus ídolos, mientras nadie se quiere dar cuenta de que a ciertas horas, tendrían que estar en clase.

– Basuras, suciedad y todas las consecuencias de hacinar a miles de personas.

– O redadas con las grúas, para despejar de vehículos los alrededores donde el aviso con una octavilla -dentro de una señal de tráfico- es justificación más que suficiente para llevarse los coches aparcados.

Yo sí hice deporte en el palacio. Hice atletismo, hice judo, disfruté en los ratos libres viendo los entrenamientos de gimnasia rítmica y de otros deportistas… Tal vez por esto llevo tan mal que ahora los súbditos no puedan hacer lo que algunos sí hemos podido.

Foto: Zonaretiro.com

Compartir

3 Comentarios

  1. Desde luego es vergonzoso el uso comercial que se le va dando a todo lo público, ya sin tapujos. Se estan quedando con lo nuestro, nos estan robando de manera plenamente consciente. Y luego serán de misa de 8.

  2. Un palacio de los espectáculos, un teatro grande. Tienes razón en reivindicar que se haga deporte y que no sea un circo, en el peor de los sentidos de la palabra.

Deja un comentario