Las madres del Ruiz Jiménez siguen encerradas en el colegio

0
520

C. Linares.- Cincuenta personas, entre madres, padres y alumnos de la Escuela Infantil Municipal Ruiz Jiménez del distrito de Salamanca, se encerraron la noche de este viernes en dicho centro “en defensa de la calidad educativa y contra el abuso institucional” en la adjudicación de centros infantiles públicos a empresas que carecen de bagaje en el sector educativo y ahí seguirán durante todo el domingo. Minutos antes, las familias de la Escuela Infantil se concentraron en la plaza San Cayetano, espacio cercano a la escuela, para llevar a cabo una merienda reivindicativa, en la que se enterró de forma simbólica la calidad de la educación.

Posteriormente, acudieron al Centro para comenzar el encierro, que forma parte de la campaña de protestas y acciones que se iniciaron tras la presentación por la Junta Municipal de Distrito Salamanca de la convocatoria abierta para la gestión del centro a partir del próximo curso, en la cual la oferta económica ha tenido el doble de peso que la educativa. Los pliegos recogen que la oferta económica de los aspirantes supondrá un 40% del total de puntos frente al 20% que supone el valor del proyecto educativo. Además la Junta omitió una cláusula – que aparecía en pliegos anteriores – en la que obligaba acreditar la solvencia financiera a los licitadores, demostrando tener una facturación en el último ejercicio económico; o dicho de otro modo, que no sea una empresa de nueva creación.

La Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del colegio denuncia que este tipo de pliegos favorece a determinadas empresas que pueden ganar los concursos a base de bajar los salarios de los educadores hasta niveles indignos, llegando a poner en riesgo la salud de los niños y niñas por la baja calidad de los alimentos y del servicio que se les presta. Y no sólo esto, los niños pierden sus referentes porque los educadores terminan dejando su trabajo cuando encuentran algo más digno, con las consecuencias negativas para el equilibrio emocional y el desarrollo de los pequeños.

Durante el encierro, el tema central de debate ha sido entorno a la futura gestión de la escuela ya que con un presupuesto tan bajo como el ofertado por la empresa adjudicataria es imposible mantener la misma calidad educativa que hemos tenido hasta ahora. Además, el AMPA exige “una revisión del proceso para la adjudicación del contrato, ya que considera que han ocurrido incidentes que no garantizan la justicia y la transparencia del mismo: empresas excluidas por defectos de forma fueron readmitidas en el proceso dos horas después de hacerse público el listado de licitadores admitidos”.

Compartir

Deja un comentario