Aemet nació hace 125 años en un pequeño edificio del Retiro

0
372

C. Linares.- Corría el 11 de agosto de 1887 cuando tres meteorólogos madrileños comenzaron a trabajar en un pequeño edificio del Parque del Retiro de Madrid en las primeras pruebas meteorológicas españolas de lo que hoy es AEMET, la ya por todos conocida Agencia Estatal de Meteorología gracias a la cual conocemos con antelación la llegada de olas de calor como la que estos días vive la capital y el resto de acontecimientos relacionados con el tiempo. Por ello, este 11 de agosto de 2012 se celebró su 125º aniversario.

El primero de los edificios de la AEMET en el Retiro – AEMET

AEMET surgió gracias a un decreto de la Reina Regente María Cristina, por el que se ordenó la creación del Instituto Central Meteorológico que dio entonces sus primeros pasos en el Retiro, gracias a estos tres trabajadores, y que ya se encuentra en todos los rincones de España con una plantilla cercana a los 1.400 empleados.

Al nombre inicial (Servicio Meteorológico) le sucedió en 1911 el de Observatorio Central Meteorológico, que se transformó en 1920 en Servicio Meteorológico Español y en 1933 en Servicio Meteorológico Nacional. Este nombre permaneció hasta 1978, en que pasó a ser Instituto Nacional de Meteorología, para transformarse en 2008 en Agencia Estatal de Meteorología.

Ya desde los primeros tiempos, en 1911, se creó la red de colaboradores voluntarios para completar los observatorios que cada vez en mayor número gestionaba el Servicio Meteorológico, creándose de esta forma una malla que fue cubriendo con observaciones climatológicas toda la geografía española y que sigue siendo hoy día una referencia para los estudios climáticos.

publicidad

Ya a mediados del siglo XX, las actividades se centraron mayoritariamente en las necesidades de la aviación para, posteriormente, extenderse a nuevos campos y usuarios que propiciaron una importante expansión del Servicio Meteorológico, como la protección civil o el tráfico terrestre y marítimo.

Los últimos 25 años se han caracterizado por una profunda renovación tecnológica para adaptarse a los grandes avances técnicos en la observación, la predicción meteorológica debidos a los satélites y radares y a la mejora de los modelos meteorológicos y los ordenadores, y a la revolución en las comunicaciones que caracteriza a la moderna sociedad de la información.

AEMET cuenta en toda España con dependencias, oficinas y observatorios de las 17 Delegaciones Territoriales así como en la Sede Central de Madrid. Produce 30.000 avisos de fenómenos meteorológicos adversos (para aproximadamente 200 zonas provinciales), 4.000 predicciones de ámbito estatal, 40.000 predicciones para comunidades autónomas, 70.000 predicciones provinciales o por islas, 100.000 predicciones específicas para aeropuertos 3.000 mapas aeronáuticos 6.000 productos aeronáuticos GAMET 3.000 predicciones para zonas de alta mar 15.000 predicciones para zonas marítimas cercanas a la costa 3.000 predicciones para zonas de montaña 20.000 predicciones específicas para Defensa 9.000 productos para requerimientos específicos 5.000 certificados e informes Informes climatológicos mensuales y anuales Balances hídricos decenales Por otra parte cabe reseñar que el volumen de datos del Banco Nacional de Datos Climatológicos, en cuanto a datos horarios, es de unos 1.800 millones y el datos diezminutales es de unos 2400 millones.

Su página web tiene una media diaria de páginas visitadas de más de tres millones y medio en el último año, con máximos cercanos a los nueve millones. Por lo que respecta a la utilización del servidor de datos se registra una descarga diaria en la actualidad de unos 300.000 ficheros. En todos estos años el Servicio Meteorológico siempre ha estado a la vanguardia de los avances existentes en meteorología, con el objetivo de proporcionar datos, productos y servicios meteorológicos y climáticos al público y de apoyar al ejercicio de las políticas públicas y de las actividades privadas, contribuyendo a la seguridad de personas y bienes, y al bienestar y desarrollo sostenible de la sociedad española. Esta visión de un Servicio Meteorológico moderno, abierto a las necesidades de la sociedad, se ha plasmado recientemente en una nueva política de datos fundada en el principio de que el auténtico valor de los mismos está en su uso y no tanto en su precio, reconociendo de este modo la importancia de la información meteorológica y climatológica como elemento clave de apoyo a la sociedad, y su papel dinamizador tanto de la I+D como de la actividad industrial meteorológica.

Compartir

Deja un comentario