Desmontando el Distrito de Salamanca

2
342

A. Inurrieta*.- La paradoja de este distrito es que es uno de los mejor dotados económicamente de la ciudad, pero también es uno de los que presenta mayores dispersiones en renta y también en atención pública. Este distrito se beneficia de la centralidad y del alto grado de conectividad respecto al resto de la capital, aunque presenta -del mismo modo- los graves problemas del resto de distritos del centro. Es decir, la falta de suelo y espacios de uso público, el alto precio de la vivienda, el envejecimiento poblacional o las desigualdades entre los barrios que lo componen, mayores si cabe en otros distritos de la periferia. Las diferencias las marca la influencia del eje Castellana-Recoletos, lo que reafirma la necesidad de la acción política para disminuir las diferencias.

Las principales características del distrito se pueden resumir en las siguientes:

1. Las diferencias en el nivel de renta son superiores a la media municipal, aunque en estos cuatro barrios se sitúan por debajo del distrito.

2. La desigual presencia de mayores y en especial de aquellas personas que viven solas, en situación de aislamiento y dependencia.

3. Los índices de juventud de estos barrios son menores y mayores sus proporciones de envejecimiento y sus índices de dependencia.

4. El mayor índice de viviendas desocupadas se encuentra en estos barrios.

5. Concentración desigual de los recursos de unidades económicas locales y de ocupados.

6. El paro, aunque menor a la media municipal en todos los barrios, tiene un mayor impacto en los barrios analizados.

7. Mayores cifras de población inmigrante, aunque el mayor porcentaje corresponde a Recoletos.

8. Gran asimetría en la distribución escolar de esta población inmigrante, habiéndose creado ya centros educativos (públicos por supuesto) guetos, compuestos por un porcentaje muy elevado de alumnos inmigrantes y/o con problemas de aprendizaje.

9. La imagen de alto status que proyecta el distrito, oculta numerosos síntomas de vulnerabilidad social que afectan a determinados barrios y colectivos.

10. La distribución económica hace muy vulnerable al distrito, a lo que hay que unir el efecto de pérdida de población, por lo que es imprescindible una acción pública coordinada para relanzar la actividad y la permanencia en el distrito.

11. Escasa actividad industrial.

12. Dificultad para encarar un cambio de patrón de crecimiento.

Estas deficiencias se han acentuado en los últimos años, y nos encontramos ante un deterioro muy significativo del paro, de pérdida de población y especialmente de actividad económica. A esto hay que añadir la escasa incidencia de políticas públicas que puedan incidir en corregir las grandes desigualdades sociales y económicas del distrito.

Las principales cifras arrojan que Salamanca pierde casi 1.000 habitantes por año, hay un gran éxodo de población joven que no puede asumir los costes de la vivienda, tanto en compra, como en alquiler. No hay que olvidar que este distrito es uno de los que no tiene ni una sola actuación en materia de vivienda pública, bajo el argumento de que el precio del suelo es altísimo y costaría mucho llevar a cabo este tipo de actuaciones. Esta pérdida de población, especialmente la más joven, condena al distrito a ser eminentemente habitado por ciudadanos de edad avanzada, sin que el recambio generacional sea posible. Es por tanto un gran fracaso público la incapacidad para generar condiciones objetivas para fijar población.

En materia educativa, se ha generado una gran segmentación entre ciudadanos de rentas medias y altas y las de renta más baja e inmigrante. La política de discriminación económica, bajo el paraguas de la libertad de elección de los padres, están generando una gran sima entre clases sociales y origen étnico o nacimiento. Estas medidas se notarán en el futuro y perpetuarán a mucha gente en el desempleo y reducirán el crecimiento potencial del distrito.

Estas variables causarán que el empleo y el crecimiento del distrito se reduzca en 2012, siendomás grave en el primero, ya que podría caer más de un 2% anual, mientras que el crecimiento podría reducirse un 0,6%.

En resumen, los serios problemas del distrito, que son invisibles para mucha gente, se van a agravar, como el caso de la educación, pobreza, desigualdad de renta, o falta de vivienda y servicios públicos de mayores, dependencia o deportivos. Esperemos que en algún momento la sociedad lo demande y no se deje influir por el glamour del lujo.

*Alejandro Inurrieta es ex concejal del Ayuntamiento de Madrid y miembro de la Asociación Puerta de Alcalá.

Fotos: G. Bravo (Zonaretiro.com)

Compartir

2 Comentarios

  1. Pero esto obedece al modelo de ciudad por el que se trabaja.

    ¿para que van a habilitarse viviendas protegidas si lo que se quiere es echar del centro a las clases más populares?.

    ¿Para qué se les va a dar servicios públicos, si lo que se pretende es que aquí sólo viva quien puede pagarlos?.

  2. Volvemos a la edad media, a la esclavitud.. pero por otro lado, estando empezando a despertar, y no creo que les dejemos llegar tan lejos.

Deja un comentario