Los trabajadores de la Casa de la Moneda irán a la huelga ante los rumores de privatización

0
563

J. A. Aguilera*.- Las trabajadoras y trabajadores de la Casa de la Moneda (Fábrica Nacional de Moneda y Timbre- Real Casa de la Moneda, FNMT-RCM) estamos en lucha. Las asambleas, a propuesta del Comité de Empresa, aprobaron la realización de concentraciones, paros y protestas.

El jueves 17 de julio se ha realizado un paro parcial, durante el cual se mantuvo una manifestación desde la sede de Jorge Juan a las puertas del Ministerio de Hacienda, junto a Sol.

Foto: ZonaRetiro.com

La práctica totalidad de la plantilla, acompañados de muchos otros ciudadanos/as solidarios, hicimos el recorrido bajo el intenso calor del mediodía madrileño.

El Banco de España -cuya única competencia es la emisión monetaria (cuánto dinero hay que hacer)- quiere quedarse con la fabricación de billetes, haciendo un uso abusivo e interesado de la normativa europea al respecto, poniendo al BCE como excusa.

La Casa de la Moneda (FNMT-RCM) lleva haciendo billetes muchas décadas, Ése es nuestro trabajo. No sólo hacemos billetes, pues la FNMT-RCM es una empresa multiproducto, con lotería, sellos, moneda metálica, pasaportes… Pero si se segrega la fabricación de billetes, se debilita como entidad.

Nos tememos que esto forme parte de una estrategia para disgregar y privatizar los distintos departamentos de la Fábrica (algunos, como el de CERES y Tarjetas, muy golosos para las privadas) y hacer caja. Un paso más en la destrucción de lo público, en este caso de la única empresa industrial del Estado.

La afectación, no sólo al futuro de la plantilla, sino al servicio público, a las cuentas públicas (damos beneficio) y a la autonomía industrial y tecnológica de la nación, sería muy grave.

Los trabajadores/as no estamos sólo defendiendo nuestros puestos de trabajo (de hecho, es en esa visión de corto plazo en la que quiere dar la batalla mediática el Ministerio de Hacienda y el Banco de España): pretendemos que una empresa industrial y tecnológica pública siga radicada en España, unida y como el importante polo tecnológico que es. Disponemos de patentes propias, servicio de I+D, etc. Nuestra labor en el lanzamiento del billete Euro I y II ha sido ampliamente reconocida.

El modelo Casa de la Moneda significa que todo el proceso de fabricación y tecnología se realice en España, desde la ingeniería al producto final. Lo que quiere el Banco de España es dejar reducida la actuación española a una parte de la impresión de billetes, dejando que otros países se lleven la tecnología y parte de la fabricación.

El modelo que plantea el BdE es muy perjudicial para los intereses públicos nacionales. Rompe una fábrica para montar un pequeño taller, quedando la tecnología en manos de las privadas europeas y de otros Bancos centrales más poderosos (Francia, Italia) con los que se haría un pull temporalmente. Todo apunta a que, salvo Francia, que sí defiende sus infraestructuras públicas, el resto pase a lo privado. De hecho, las cercanías del BCE en Frankfurt está colonizado por los lobbies de documentos de seguridad (G&D, Oberthur, De la Rue…).

Tras años de pérdida de industria, de economía del ladrillo, de atracos financieros, de colapso en la I+D+i, ahora es el propio Banco ¿de España? el que quiere arrebatar a la ciudadanía una de las islas de trabajo digno y bien considerado que quedan en este país de casinos.

Toda Hispania está en manos del BCE. ¿Toda? No, hay una pequeña aldea en Jorge Juan, 106, que resiste.

* Juan Antonio Aguilera es vocal vecino de IU-LosVerdes en el distrito de Salamanca

Compartir

No hay comentarios

Deja un comentario