La estrategia ‘Corredera 20’

0
349

J. A. Aguilera*.- En el número 20 de la calle Corredera Baja de San Pablo, cerca de Metro Tribunal, hay un edificio del siglo XVII que amenaza ruina. Su propietario es el Ayuntamiento de Ana Botella. En 1991 lo compró, echó a los vecinos y prometió construir una guardería y viviendas sociales.

En 2006, Gallardón presupuestó cinco millones de euros para convertirlo en viviendas sociales, junto a otros edificios de la zona, pero al final decidió “ahorrárselos”. Desde el punto de vista de este “liberal” en 2011, lo mejor era venderlo y que lo hicieran los privados, pero no logró colocarlo.

El movimiento ciudadano pidió tomar su control, para rehabilitarlo y dar cabida a asociaciones vecinales y escolares, autónomos, cooperativas… pero los “liberales”, tan dispuestos a facilitar la “iniciativa privada” no lo son tanto cuando se trata de “iniciativa social”.

Estamos hablando de un edificio protegido histórica y culturalmente, del que asociaciones como Madrid, Ciudadanía y Patrimonio han emitido informes y avalado su reconstrucción social.

Pero fijaos el peligro: ¿y si las organizaciones sociales logran lo que no consigue el capital y la derecha? Menudo ridículo para el sistema. Por ello, lo que se ha hecho es dejar que acabe en estado de ruina y, ahora sí, se tenga que derribar para evitar daños mayores.

¿Qué tiene que ver esto con el distrito de Salamanca? Pues que la “estrategia Corredera 20” se puede estar aplicando a la Casa de la Moneda.

Le quitamos a la Casa de la Moneda las competencias de fabricación de billetes y se las damos al Banco de España -que no las tiene-. Así se genera un aumento de costes fijos que lastran al resto de productos y departamentos. De esta forma provocamos pérdidas en la Casa de la Moneda. La declaramos en ruina y, ¡voilá!, ya tenemos la excusa perfecta para venderla “a la iniciativa privada”, para que no suponga déficit a los ciudadanos.

Déficit y pérdidas que nunca se habrían producido de no haberse tomado la decisión política de vaciarla de competencias. Limpio y fácil. Un auténtico atraco a mano armada, como el de la Educación y la Sanidad. Luego, a pagar y enriquecer a los amigos de turno. La trama Gürtel más sofisticada, para que no les pillen, que de todo se aprende.

Así, pasito a pasito, nos cargamos lo público y enriquecemos a nuestros amiguetes. Eso sí, liberales-liberales. Y demócratas de toda la vida (para lo que les interesa).

* Juan Antonio Aguilera es vocal vecino de IU-LosVerdes en el distrito de Salamanca

Compartir

No hay comentarios

Deja un comentario