Aceite de marula y extracto de té, recetas africanas contra el estrés

0
1523

L. Torres.- El centro Reebok Sports Club del ABC Serrano ha incorporado a sus tratamientos de belleza la riqueza de la flora africana y sus tradiciones y ritos para convertir la entrada en su spa en un viaje a la cuna de la humanidad. Denominado ‘Khanya of Africa’, este tratamiento “despliega las energías del organismo y permite que fluyan con armonía”, según afirma a Zonaretiro la responsable de su spa, Noemí Gallo.

Es un tratamiento a base de aceite de la fruta del del árbol de la marula, “que simboliza la unión con la naturaleza, al reforzar las funciones naturales de defensa de la piel” y pintura corporal, “para recrear el componente exótico y místico”. Esta parte del tratamiento tiene su origen en la tribu etíope de los Surma, que se pintan puntos, círculos y serpientes en el cuerpo con caolín (arcilla blanca) en sus rituales y celebraciones sociales.

Aplicamos los productos dibujando sobre el cuerpo serpientes, círculos y otros símbolos de acuerdo con antiguos ritos estéticos africanos que simbolizan la renovación, la perfección, la fuerza y la constancia. Un modo ideal para desconectar de la rutina y estrés diarios”, afirma Noemí Gallo.

publicidad

Otro de los elementos protagonistas del tratamiento es la sal marina pura. “Representa el carácter primitivo. La pureza… Gracias a sus características conservantes, es un elemento fundamental para la salud y el bienestar”, explica. “La utilizamos como elemento limpiador y clarificante en un ritual de peeling“.

Mágico aceite de marula

El aceite del hueso de la fruta del marula, procedente de una fruta dorada del tamaño de una ciruela, tiene cuatro veces más contenido en vitamina C que una naranja, es rico en ácidos grasos esenciales y posee un alto contenido en vitamina E natural. “Repara la función barrera propia de la piel, convirtiendo en inofensivos los radicales libres, mantiene la piel sana y aporta hidratación intensa. Además, se absorbe de forma perfecta por la piel dotándola de un tacto suave y aterciopelado”, apunta Noemí.

Otro de los elementos fundamentales del tratamiento son los extractos del arbusto del té (Myrothamnus flabellifolia), que “energetizan las funciones celulares naturales en la piel y la dota de una tez notablemente vitalizada, juvenil y fresca. Contribuye al sistema de protección propio de la piel gracias a su multiplicidad de antioxidantes naturales y aporta a la piel hidratación intensa y duradera”.

Y para ambientar el spa, las expertas en belleza de Reebok utilizan un perfume “que nos traslada al mundo misterioso de África” y hacen sonar unas maracas africanas “que evocan los antiguos ritos de defensa africanos que allí les protegen contra los espíritus malignos, las enfermedades y los animales salvaje”.

Los productos que aplican contienen además Kandisfarin (cristales de azúcar) y aceite de jojoba, de nueces de macadamia, de almendras y de pipas de girasol. Todo, para suavizar la piel y que recupere todos sus nutrientes. un tratamiento “energetizante y revitalizante” que se convierte en “cura contra el estrés”.

Compartir

Deja un comentario