Clases de ‘Ski Fit’ para deslizarse por la nieve en forma y sin lesiones

4
610

S. R.- Cada lunes de 20.30 a 21.45, nieve o no en Madrid, Pedro Bianco* entrena a un grupo de madrileños dispuestos a estrenar la temporada de esquí sin lesiones y explotando al máximo su resistencia para llegar sin fatiga a los remontes y disfrutar de espectaculares bajadas en la nieve

.

Bianco es el guía de los amantes de los deportes de invierno en Reebok Sports Club, en el centro comercial ABC Serrano, e imparte sesiones semanales de Ski Fit: “una actividad deportiva y colectiva que fue creada para todos los aficionados a la nieve (esquí, snowboard, etc…) con un concepto pretemporada que refuerza todo el tren inferior para lograr minimizar al máximo los riesgos de lesiones y aumentar el rendimiento del cuerpo en el ejercicio”.

Así define el propio Bianco a Zonaretiro el curso de moda en el distrito de Salamanca, que ha causado furor entre los vecinos de la zona y otros puntos de la capital que se acercan hasta el Reebok Sports Club en busca de la preparación óptima para estrenar las pistas de esquí españolas o internacionales.

publicidad

Hasta ahora no había nada igual en Madrid. Los amantes de la nieve se preparaban por sí mismos antes de estrenar las primeras nevadas del otoño o del invierno: “Antes todos aquellos a quienes les gustaba el deporte con nieve hacían un entrenamiento antes de la temporada durante años, empíricamente, sin desarrollar ni estudiar las cadenas musculares que se trabajan en este ejercicio específico ni analizar el impacto sobre las articulaciones. Sólo entrenaban para ir a la nieve con mejor forma física“, explica.

Es por ello que su llegada a España, en Reebok Sports Club, fue toda una revolución: “La idea y el lanzamiento de esta actividad en los dos centros Reebok de Madrid (el de la calle Serrano y el de La Finca, en Pozuelo) fue en el año 2011 y resultó ser un éxito tanto entre las mujeres como en los hombres, que se preparan en las clases mixtas de Ski Fit”.

Tanto ellas como ellos trabajan en estas sesiones colectivas todo el tren inferior, además de los lumbares y los abdominales. “Teniendo entrenada esta zona, podremos hacer una bajada más”, anima Bianco.

Después de un buen calentamiento con ejercicios de coordinación, se trabajan ejercicios excéntricos y concéntricos de piernas, simulando movimientos específicos del esqui. “Y, créanme: llegamos a tener las mismas sensaciones de fatiga que en la montaña, pero con la garantía y seguridad de que estás siempre controlado por un profesional que te guía para que cada día estés mejor”, confiesa el artífice de las sesiones de entrenamiento para la nieve.

Uno de los objetivos principales del Ski Fit es el aumento de resistencia, que se logra porque “el cuerpo es la maquina perfecta”, indica Pedro Bianco. “Al realizar ejercicios analizados y controlados, específicos de la actividad, en periodos extensos alternando áreas subaeróbicas, áreas superaeróbicas, áreas de Vo2 Max y tolerancias lácticas con un sistema de patrón, se gana resistencia absoluta en aquello que se haga”.

Y, aunque la fatiga estará ahí, ya que es algo imposible de frenar, “lo que sí vamos a ganar es tiempo, distancia, menos lesiones, más diversión“, afirma. “Y, al estar más entrenado, los aficionados a la nieve podrán hacer más cosas, con la garantía de que se minimiza el riesgo de lesiones”. Y aunque la fatiga no se puede evitar, sí se puede retrasar “con un buen entrenamiento, dieta equilibrada y buen descanso”.

En las clases de Ski Fit no hay nieve, pero aquéllos que practican esta disciplina sienten estar esquiando ya que “analizando los movimientos de los esquiadores, vemos el trabajo de las cadenas musculares y resistencias en puntos específicos, como por ejemplo las rodillas, y trabajamos sobre esos músculos y puntos ejemplo: hacemos medias sentadillas isométricas simulando un descenso acoplados a los bastones durante un minuto, etc.”.

Sólo en una sesión los hombres pueden llegar a quemar 800 kilocalorías por hora, 300 más que las mujeres, que pierden 500 con cada hora de ejercicio de Ski Fit.

Y para cada clase no se utiliza más que un step, unos discos de deslizamiento y ejercicios funcionales creados exclusivamente para esta actividad. Bastan estos tres útiles para entrenar y evitar algunas de las lesiones más frecuentes en los deportes de invierno como son las roturas de ligamentos, que se producen por no tener refuerzos musculares para soportar los movimientos de fuerza y resistencia que se requieren.

Como confiesan los primeros entrenados de la temporada, “es una buena forma de ‘esquiar’ y preparar los primeros baños de nieve, entrenados y sin pasar frío ni salir de Madrid”.

* Pedro Bianco es Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, Master en Gestión y Administración de Entidades Deportivas Entrenador Personal, Ciclista Profesional MTB (ARG. COL. ITA.), Entrenador CICLO INDOOR (Reebok Sport Club) y Entrenador SKY FIT (Reebok Sport Club).

— · —

Compartir

4 Comentarios

  1. Yo ya estoy equipada de cara a las vacaciones de Navidad! Sólo me falta ponerme en forma!! Me apuntaré a las clases de Pedro para no hacer el ridículo con los niños…

Deja un comentario