Alta concentración celular para luchar contra el paso del tiempo en la piel

1
502

F. Mollá.- Ya no hace falta viajar a Suiza a inyectarse células durante 10 días, como hacían desde 1987 los famosos para rejuvenecer su piel. Las inyecciones han dado paso a las curas y ya no es necesario recorrer 1.600 kilómetros para someterse al exclusivo tratamiento de celuloterapia, que ya se ofrece en Madrid en dos centros de belleza.

La celuloterapia, de moda después de que varias celebrities internacionales hayan admitido sus efectos beneficiosos en la salud de la piel, es un tratamiento de revitalización celular que frena el envejecimiento a través de la aplicación de células biointegrales establilizadas sobre la piel, que puede disfrutarse en el centro de belleza del Reebok Sports Club del centro comercial ABC Serrano, desde el pasado mes de diciembre.

La responsable del spa del Reebok Sports Club, Noemí Gallo, asegura a Zonaretiro que “este tratamiento mejora el aspecto de la piel, que permanece saludable mucho más tiempo”, tanto en mujeres como en hombres, que empiezan a animarse a probarlo. “Aunque el tema del envejecimiento todavía preocupa un poquito más a la mujer que al hombre, el hecho de que el Centro Cellcosmet de Los Angeles haya hecho adictos a muchos de los actores masculinos del momento ha despertado el interés de los madrileños”.

publicidad

La celuloterapia, en rostro y manos, se aplica mediante viales con unos preparadores electrolíticos, que hacen posible aprovechar al máximo el material celular que se encargará de liberar energía a las células desvitalizadas de nuestra piel y restaurar así sus funciones naturales. Las células se presentan en concentraciones de hasta el 30% (cuando lo que presentan los productos actuales en cosmética viene a ser entre el 0.5 y el 1% de activo).

“Son células nuevas activas, obtenidas por biotecnología, que penetran en capas profundas de la piel, sin dolor. Una vez preparada la piel para que la célula pueda penetrar en capas profundas, se aplica el vial con la concentración apropiada (mínimo 16.5% hasta el 30%) y se realiza un vendaje oclusivo lifting para obtener los resultados deseados”, explica.

Este tratamiento, que nació siendo médico y hoy es dermoestético, “se puede aplicar una vez al año en una piel normal que empieza a notar el freno en la regeneración celular (de 30 a 35 años) con una dosis celular preventiva al 8.8%. Si se trata de una piel desvitalizada (a partir de 45 años) debería hacerse la cura dos veces al año y utilizar una dosis celular en casa concentrada del 18%. Cada sesión tiene una duración de 75 minutos”.

Acabado el tratamiento, las células vuelven a trabajar con la misma energía que lo hacían anteriormente. “Lo ideal es utilizar siempre un producto con la dosis celular indicada en casa”.

Fotos: Zonaretiro.com

Compartir

1 Comentario

Deja un comentario